Menu Big Bang! News
Política Desobediencia

Sigue la guerra de la Plaza: la fiscalía porteña denunció a la Policía Federal

Dos fiscales de la Justicia porteña denunciaron que efectivos de la Policía Federal no cumplieron con la orden de impedir una construcción de cemento y ladrillos en la plaza de Mayo.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La Fiscalía porteña denunció hoy a la Policía Federal por "desobediencia, retardo en sus funciones y encubrimiento" debido a la inacción de la fuerza cuando un grupo de ex soldados comenzaron a construir una casa con ladrillos y cemento en la Plaza de Mayo.

La presentación hecha ante la Cámara del Crimen señala que las constancias de la causa y las imágenes periodísticas "permiten suponer que los hechos habrían llegado a conocimiento del personal policial aún antes de que (la fiscal Claudia) Barcia se comunicara con la seccional 2° de la Policía Federal".

Los fiscales Verónica Guagnino y Martín Lapadú resaltaron que los efectivos de la fuerza "habrían omitido llevar a cabo de forma diligente, oportuna y eficaz el cometido que la ley les impone de actuar por iniciativa propia frente a la comisión flagrante de un delito de acción pública, sin ejecutar las leyes cuyo cumplimiento les incumbía de forma directa".

Los exsoldados levantaron varias filas de ladrillos en la Plaza de Mayo.

"Deberán investigarse las razones por las cuales se omitió dar cumplimiento en tiempo y forma a las órdenes impartidas por Barcia", manifestaron, al tiempo que criticaron que "no se habrían preservado adecuadamente rastros, pruebas, ni se identificaron a las personas responsables".

Los fiscales Guagnino y Lapadú subrayaron que los uniformados de la Policía Federal "no impidieron que los hechos fueran llevados a consecuencias ulteriores (al menos entre las 10 y las 18 y frente al personal policial se habría continuado destrozando el lugar, construyendo la pared)".

A pesar de que la orden de desarmar la construcción fue impartida por la fiscal a las 10.20, recién a las 21.56 un efectivo policial informó que se habían removido las paredes levantadas por voluntad de los exconscriptos del campamento.

"No hubo causa que justificara el retardo y omisión en cumplir con la ley y las órdenes impartidas, velando por el mantenimiento del orden público y el patrimonio de todos los argentinos. Es por ello, que compele a este Ministerio Fiscal formular la presente denuncia para que se profundicen las investigaciones en relación al desempeño del personal de la Policía Federal", agregaron Guagnino y Lapadú.

Los ex soldados se se encuentran acampando en la Plaza de Mayo desde 2007 en reclamo de que sean reconocidos como veteranos de guerra, ya que cumplieron funciones en la zona continental del Teatro de Operaciones del Atlántico Sur (TOAS) durante la Guerra de Malvinas en 1982.