Menu Big Bang! News
Tecnología Tecnología

A la guerra de Apple contra el FBI, se suman Google y WhatsApp

Ante una orden judicial de EE.UU. que le exige colaborar con el FBI en un caso policial, Tim Cook CEO de la empresa, argumenta que el pedido amenaza la privacidad de todos los usuarios de la tecnología iPhone. Apoyo de tecnológicas que  se niegan a  “abrir una puerta trasera” en el software de sus productos: temen espionaje. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Un tribunal federal estadounidense le ordenó a Apple ayudar al FBI a “hackear” el iPhone utilizado por Syed Rizwan Farook, quien junto a su esposa Tashfeen Malik, mató a 14 personas con disparos de arma de fuego el 2 de diciembre del año pasado en un centro de atención para discapacitados en San Bernardino, California (Estados Unidos).

El disparador:Tashfeen Malik y Syed Rizwan Farook mataron a 14 personas. Quieren el código de su celular. 

De esta manera, el FBI quiere investigar si la pareja tuvo cómplices y si poseía lazos con organismos de terrorismo internacional, como el Estado Islámico.

Duelo de titanes por la privacidad de los datos.

Sin embargo, Apple se niega a aceptar la orden judicial y su director ejecutivo, Tim Cook, declaró en un comunicado en la página web de la compañía que esto supone una “extralimitación del gobierno”.

Para Tim Cook, la orden judicial es una “extralimitación del gobierno”.

Para Cook, lo que realmente pretende la orden de la jueza Sheri Pym, del Tribunal de Distrito de Los Ángeles, es construir una “puerta trasera” para acceder a cualquier iPhone. Y, según él, si este software terminara en manos equivocadas podría “extender esta violación de la privacidad” prácticamente a cualquier ciudadano.

“Nos oponemos a la solicitud del FBI con nuestro mayor respeto para la democracia americana y al amor por nuestro país”, subrayó Cook. “Creemos que está en el interés de todos que diésemos un paso atrás y consideremos las implicaciones”, sentenció.

Hasta ahora, no hay novedades sobre cómo continuará el proceso judicial, aunque varias fuentes dan por descontado que Apple apelará la medida.

"Una vez creada, la técnica podría utilizarse una y otra vez en muchos dispositivos", advirtió Cook, quien añadió que sería el equivalente a "una llave maestra capaz de abrir cientos de millones de cerraduras, desde restaurantes y tiendas a casas".

Aliados fuertes

Ahora también se sumaron a la cruzada dos pesos muy pesados:  Sundar Pichai, el consejero delegado de Google, tuiteó que "forzar a las compañías a piratear podría comprometer la privacidad de los usuarios".

Sundar Pichai, consejero delegado de Google. Apoyo a Apple.

Y agregó que "construimos productos seguros para proteger la información y damos a las fuerzas de seguridad acceso a los datos en base a órdenes legales. Pero eso es muy diferente de exigir a las empresas que permitan el pirateo de aparatos y datos. Podría ser un peligroso precedente", apuntó el directivo.

Jan Koum, fundador de WhatsApp, en la misma línea.

Jan Koum, fundador y CEO de WhatsApp, que es propiedad de Facebook, dijo en su cuenta de la red social que siempre admiró "los esfuerzos de Tim Cook para mantener la privacidad. No podría estar más de acuerdo en lo que dijo. No debemos permitir antecedentes peligrosos. Nuestra libertad está en juego"