Menu Big Bang! News
Tecnología Amenaza

Hackers tomaron a un hospital como "rehén" y piden rescate

Un hospital estadounidense se vio envuelto en un ataque de piratas informáticos que utilizaron un programa llamado ransomware para infectar sus servidores y “secuestrar” la información del lugar. Exigieron una suma de dinero para su devolución. Cómo funciona y las claves para prevenir este programa que ya afectó a usuarios del país. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El avance de la tecnología trae consigo el desarrollo de nuevas medidas en seguridad informática, como también personas capaces de corromperlas e infectarlas. Desde hace más de una semana, los sistemas informáticos del Hollywood Presbyterian Medical Center, en California, EE.UU., están fuera de línea.

El Hollywood Presbyterian Medical Center, Estados Unidos.

¿La causa?. Unos piratas informáticos infectaron la red con un “ransonware”, un programa capaz de dejar el sistema operativo del hospital -como también en computadoras y celulares- incapacitado. Además, los hackers pidieron un rescate de U$S 3.4 millones para reactivarlo.

Según varios medios estadounidenses, el hospital todavía no explicó las medidas a tomar para recuperar el sistema ni cómo gestionará la situación. En los pasillos los pacientes pueden escuchar una voz a través de megáfonos que asegura que los registros médicos no cayeron en manos de los hackers.

El FBI y la policía de Los Ángeles están investigando quién causó el ataque, junto a un equipo de expertos en cómputo forense contratados por el hospital.

Los piratas informáticos utilizan esta metodología para pedir un rescate monetario. 

Los directivos del hospital afirmaron que las operaciones que se llevan a cabo cada día no se vieron afectadas, aunque muchas de las tareas que normalmente se desarrollan a través de las computadoras se están haciendo en papel para prevenir cualquier tipo de filtración de datos.

Asimismo, pidieron a los pacientes que se presenten al establecimiento en persona para recibir los resultados médicos, en lugar de hacerlo electrónicamente.

Metodología y prevención del virus 

Los hackers exigen una suma de dinero a cambio de restablecer el sistema. 

El ransomware es un programa malicioso que restringe el acceso a algunos archivos. Se transmite como un malware, troyano, y es capaz de duplicarse una vez dentro del sistema.

Según Leslie Ashton, especialista en seguridad informática de Druidics, el ransomware trata de “un secuestro de la información contenida en una terminal de computación -PC, Laptop, y hasta dispositivos del tipo smartphones- a través de diferentes métodos de cifrado”.

Este virus “obliga al usuario o dueño de la información a pagar un rescate en dólares, euros o bitcoins”, moneda electrónica que no posee legislación ni control gubernamental, para poder recuperar la información.

Uno de los posibles mensajes que puede aparecer en el dispositivo. 

Los ataques del ransomware son cada vez más habituales y ya se están dando en varios puntos de Argentina, como también en el mundo. Por lo que los especialistas recomiendan hacer copias de respaldo periódicamente y contar con buenos antivirus.

El virus introduce un software malicioso en la computadora, normalmente a través de ataques conocidos como pishing, para después bloquear los archivos.

El objetivo más habitual es tratar de extorsionar al usuario rápidamente, explicándole que si no se cumple la demanda –la cantidad de dinero solicitada en cada caso– eliminarán los archivos.

“Ante estos ataques, lo primero que hay que hacer es no ceder ante ningún tipo de pago para liberar o desbloquear la información. Si estamos ante un caso de éstos, siempre se sugiere llevar el dispositivo ante un especialista que seguramente contará con las herramientas adecuadas para eliminar este malware”, explicó Ashton.

Tener un buen antivirus y las actualizaciones del dispositivo al día puede ayudar a contrarrestar el malware. 

Para prevenirlo, el especialista recomienda tener actualizado el sistema operativo, realizar con regularidad  un backup de la información, instalar un antivirus que puedan detectar a tiempo la descarga de este tipo de malware y evitar descargar aquellos archivos ejecutables para activación de claves.