Menu Big Bang! News
Algunos trucos para hacer la vida digital más sencilla.

Algunos trucos para hacer la vida digital más sencilla.

Tecnología sin señal

¿Se cae el WiFi? Los mejores trucos para que la conexión vuele

Parece obvio, pero la posición del router importa. La de la antena, también. Además se puede “mapear” la señal o bajar aplicaciones muy útiles para no perder la señal... ni la paciencia. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Pocas cosas más frustrantes en la vida tecno que ver el circulito de carga de lo que sea que queramos ver en Internet girando y girando hasta el infinito (y más allá) sin lograr conectarnos con la ansiada búsqueda realizada.

Para que esto no pase tan seguido, al menos en la propia red hogareña, BigBang ofrece estos sencillos trucos para optimizar la red wi-fi y cancelar las largas esperas.

Su lugar en el mundo

Por más bueno que sea, el router debe estar en el lugar adecuado. Esto es: en el centro de la casa y en un punto alto, pero también cerca del lugar donde más se desea usar la conexión. Lo ideal es que no esté rodeado paredes ni de nada que pueda interferir en su señal.

Ciertos objetos como los espejos o el agua (de una pecera por ejemplo) bloquean especialmente las ondas de radio. También es recomendable mantenerlo lejos de algunos aparatos electrónicos como los teléfonos inalámbricos y microondas.

En la mejor frecuencia y por otro canal

Hay algo que es importante saber: los routers tienen canales. Y cambiar el que se está usando a veces puede hacer una gran diferencia. Es cuestión de ir probando hasta encontrar el que mejores resultados da. O de usar una app como Wifi Analyzer que ofrece información y sugiere el mejor canal para usar.

Además, los routers más modernos también funcionan en diferentes frecuencias: 2,4 GHz y 5 GHz. La frecuencia 2,4 GHz rinde mejor en casas más grandes con varios pisos, ya que la señal viaja más lejos y puede atravesar mejor las paredes. La 5 GHz, en cambio, es la ideal para lugares más pequeños, porque ofrece un menor alcance, pero velocidades mucho más rápidas.

Antena vertical

Parece ridículo pero no lo es. En general los routers tienen antenas omnidireccionales, es decir que se pueden orientar en cualquier posición. Pero cuando se pone la antena en posición vertical, se hace más fácil la propagación de la señal en el plano horizontal, permitiendo un alcance mayor en la superficie de la misma planta. Si se quiere brindar cobertura a más de un piso, lo ideal es poner una de las antenas en posición vertical y la otra en horizontal, perpendicular una respecto de la otra.

Una lucha sin cuartel

Ponerle a las redes nombres amenazantes puede resultar simpático, pero hay métodos más eficientes para lograr no ser víctima del robo de Wi-fi.

Para comenzar hay que poner una contraseña con números y letras y en lo posible que no esté relacionada a nada que un vecino pueda descifrar. Para detectar si alguien está tomando prestada la red, hay muchas aplicaciones como Fing (para Android). Una vez detectada la “fuga” es posible bloquear el acceso de los dispositivos intrusos desde la configuración del router, utilizando la MAC  (Control de acceso al medio). No es un proceso difícil de realizar, y en Internet hay cientos de tutoriales para hacerlo.

Saber lo que se tiene para pensar qué hacer

Antes de tomar medidas extremas como comprar otro router, algunas aplicaciones y herramientas permiten mapear la señal de WiFi y averiguar en dónde es más débil y realizar los cambios necesarios en consecuencia. Una de ellas es CloudCheck.

Como si fuera un megáfono

Si los trucos no funcionan del todo, un amplificador de red puede ser una buena alternativa y son más baratos que un router nuevo. Los amplificadores de red pueden llevar la señal a los rincones más recónditos de una casa. Incluso usando routers más viejos.

Los amplificadores o repetidores wi-fi se conectan al router y reenvían la señal aumentando el alcance; algunos permiten hacerlo vía wi-fi y otros requieren conectar las antenas usando cables.

Otra opción, poco popular en nuestro país, son los dispositivos PLC, que funcionan transmitiendo los datos usando los cables de la red eléctrica doméstica; se puede conectar una antena Wi-fi en un enchufe convencional, pero que aprovecha este sistema.