Secciones
Buscó a un pasajero con un cartel que decía
Actualidad

Buscó a un pasajero con un cartel que decía "Pan para el mundo" y la policía se lo hizo bajar

Intolerancia en el aeropuerto de Ezeiza. Una anécdota inquietante sobre el estado de las garantías constitucionales. 

Por Daniel Riera

Sucedió el jueves pasado en el aeropuerto de Ezeiza. Luciano Wolf, director para América Latina de la Fundación alemana Brot für die Welt (Pan para el mundo) llegaba a la Argentina, invitado por la Iglesia Evangélica del Río de La Plata  (IERP), también conocida como Iglesia Evangélica Alemana. La iglesia mandó un taxista a buscarlo. Para que el pasajero lo identificara al salir al hall del aeropuerto, el taxista hizo un cartel con la leyenda "PAN PARA EL MUNDO". Mientras esperaba la llegada del pasajero, se le acercaron dos agentes de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) y le ordenaron bajar el cartel. El taxista preguntó por qué. Los agentes de la PSA le dijeron que no podía hacer manifestaciones políticas en el aeropuerto. El taxista, anonadado, les explicó que venía a buscar a un director de una Fundación que lleva ese nombre. Irreductibles, los policías le dijeron que comprendían la situación, pero que de todos modos tenía que bajar el cartel, que en todo caso hiciera uno nuevo con el nombre del pasajero.


-Felizmente, el taxista conocía el nombre y era fácil de escribir, en caso contrario hubiéramos perdido al pasajero -cuenta a BigBang, todavía sorprendido por el hecho, Nicolás Rosenthal, de la Iglesia Evangélica del Río de la Plata. Y agrega, con elemental sentido común:

-El episodio daría risa si no fuera por la gravísima violación de garantías constitucionales que implica. 

 -Claro, porque la pregunta que queda subyacente es: Y si hubiera sido una persona manifestándose políticamente, ¿cuál sería el problema?

-Exacto. Nosotros vamos a elaborar un pedido formal de explicaciones al Ministerio de Seguridad, porque más allá de la anécdota, la cuestión de fondo es esa.

BigBang se comunicó con la PSA para saber qué tenían para decir sobre este grave episodio. Fuentes del organismo dijeron que están "intentando constatar el hecho" , y dijeron: "Tenemos una información periodística, pero no tenemos el número de vuelo ni el horario, tenemos que repasar las cámaras para saber cuando ocurrió". BigBang, desde aquí, les simplifica el trabajo. El pasajero Luciano Wolf llegó en el vuelo 965 de Avianca, a las cuatro y media de la mañana del jueves pasado.

Temas

  • Ezeiza
  • Aeropuerto
  • Policía
  • Constitución Nacional
  • Ministerio de Seguridad

Comentarios