Secciones
Actualidad Tremendo

Rasguños y gritos de auxilio: la enterraron viva, intentó once días escapar del ataúd y murió

“Cuando la sacamos sus pies todavía estaban calientes”, lamentó su madre.

La localidad brasileña de Barreiras se conmocionó con la impactante noticia de una mujer de 37 años que había sido enterrada el 30 de enero viva en el cementerio local. Se trata de Rosangela Almeida Dos Santos, quien fue declarada muerta por error y enterrada en el cementerio municipal de Riachão das Neves.

Rosangela Almeida Dos Santos tenía 37 años.

Según el certificado de defunción firmado por los médicos que la atendieron, su falsa muerte se debió a un shock séptico como consecuencia de haber sufrido dos paros cardíacos. Sin embargo, la joven todavía respiraba cuando su cuerpo fue inhumado.

La familia ahora fue denunciada por exhumar el cuerpo sin autorización de la Justicia.

Testigos aseguraron a los medios brasileños que se escucharon gritos desde su tumba. Once días después, la familia exhumó el cuerpo y se encontró con el peor de los escenarios: comprobaron que el cajón tenía arañazos, restos de sangre y signos de que Rosangela había intentado salir.

“Ella trató de abrir la tapa, incluso se notaba que había intentado clavar las uñas. Sus manos estaban heridas como si hubiera estado tratando de salir y sus pies todavía estaban calientes”, lamentó Germana, su madre.

El certificado médico que les dio el Hospital.

Rosangela sufría baja presión desde su infancia y tomaba medicación anticonvulsiva. Su muerte fue declarada por el cuerpo médico del Hospital do Oeste de Barreiras, luego de permanecer una semana internada y de haber sufrido dos infartos. Ahora la Justicia le inició una causa a la familia por haber exhumado el cuerpo sin autorización.

Temas

  • Horror en Brasil

Comentarios