Secciones
Policiales

"Pity" Álvarez se negó a declarar ante el juez y lo llevan al penal de Ezeiza: ¿Es inimputable?

Si bien el cantante confesó ante los medios haber asesinado a su ex vecino, Cristian Díaz, prefirió no hacer lo mismo ante el juez Martín Yadarola y quedará detenido en un pabellón psiquiátrico de Ezeiza. 

Cristian "Pity" Álvarez fue el protagonista de un llamativo hecho pocas veces visto en la televisión argentina. Tras el asesinato de Cristian Díaz, el cantante decidió entregarse en la comisaría 52a., pero antes se dirigió a las cámaras que estaban esperando por su llegada y lanzó: "Yo fui el que disparó, yo lo maté, era entre él y yo, cualquier animal haría lo mismo", confesó.

Pero estas palabras, las cuales recorrieron el país por los distintos medios de comunicación, no tienen ni tendrán valor en la Justicia. Y es que a pesar de haber confesado, Álvarez se negó a declarar este viernes ante el juez Martín Yadarola en la Unidad 28° de los Tribunales de Talcahuano al 600 y fue trasladado a Ezeiza, donde quedará detenido en un pabellón psiquiátrico.

El músico y ex el líder de "Viejas Locas" fue señalado por tres personas como el autor material del trágico hecho ocurrido a la madrugada del jueves en el barrio Samoré de Villa Lugano. A Álvarez se lo acusa de "homicidio agravado por el uso de arma de fuego" por el crimen de Cristian Díaz (36), un ex vecino del barrio Samoré, quien fue asesinado de cuatro balazos.

 

 

El hecho ocurrió a las 1.50 de la madrugada del jueves en el barrio Cardenal Antonio Samoré, en Villa Lugano. Personal de la Comisaría Vecinal 8 de la Policía de la Ciudad se dirigió a la colectora Sur de la autopista Dellepiane y la avenida Escalada para atender el llamado al 911 realizado por vecinos que alertaban la presencia de una persona herida por disparos.

Uno de los testigos presenciales del hecho señaló que Álvarez comenzó a discutir con Díaz, éste último "le tiró un cabezazo provocando la furia del músico: le disparó en reiteradas oportunidades y salió corriendo hacia la colectora Dellepiane y la avenida Escalada, donde se encontraba su vehículo, un Polo de color verde, arrojando su arma en una alcantarilla".

Alrededor de las 3 o 4 de la mañana, horas después del homicidio, Álvarez fue visto en el boliche Pinar de Rocha, en Ramos Mejía, junto a parte del staff de Ulises Bueno, algo que fue confirmado por la pareja del cantante, quien además señaló que el Pity había matado a Díaz.

Al allanar el departamento de Álvarez ubicado en la torre 12 del barrio Samoré, por orden del juez Yadarola, los efectivos de la Policía de la Ciudad se encontraron con una perra del cantante que había tenido crías hace poco: una de ellas se encontraba sin vida en el patio de la casa.

Entre la mugre, los policías hallaron una hornalla encendida, jeringas usadas y por usar, discos rígidos, dinero en efectivo (en pesos y dólares) y envoltorios típicos del comercio de pasta base. Similares a los que se encontraban dentro del Polo verde encontrado en Ramos Mejía.

 

 

De esta manera, Yadarola evalúa ordenar estudios psicofísicos para "Pity" para analizar el estado del músico. Por estas horas, la incógnita es solo una: si el músico puede ser condenado por matar o si efectivamente es inimputable producto de sus excesos.

Como antecedente, el juez Marcelo Quian Zavalía había procesado a Álvarez en 2010 por dispararle en la pierna a su ex manager asegurando que sabía sobre la criminalidad de sus actos, algo que una pericia psiquiátrica evaluada por la Sala IV de la Cámara Federal contradijo después.

Comentarios