Secciones
Política Exclusivo

La interna de Cambiemos por el aborto: las movidas de Nosiglia, mientras Frigerio lo siguió por TV

La votación por la despenalización del aborto finalmente terminó por acrecentar las diferencias internas dentro del interbloque de Cambiemos. La postura de Carrió, los enfrentamientos durante el debate y la falta de bajada de línea de la Rosada, algunas de las claves.

La votación de hoy en la que se le dio media sanción al proyecto de ley para despenalizar la interrupción forzada del embarazo, tal y como anticipó Big Bang, terminó por generar un quiebre fuerte en el interbloque de Cambiemos en la Cámara de Diputados por las posturas en contra y el tono personal en la que se plantearon. 

La forma en la que jugó la Casa Rosada fue otro de los puntos. "Es la primera votación que la vemos por televisión", le dijo a este medio uno de los principales colaboradores del ministro de Interior, Obra Pública y Vivienda, Rogelio Frigerio. A diferencia de los otros proyectos en donde el Gobierno puso marcado énfasis en que salgan en este caso dio libertad de acción. "No hay una postura uniforme dentro del propio Gabinete, menos se puede esperar que sea así en el Congreso", graficó una alta fuente oficial ante la consulta.

El poroteo sobre la postura de cada uno de los ministros.

En un recuento que realizó Big Bang de veinte ministros que tiene el Gabinete actual nueve se encuentran en contra, tres indecisos y ocho a favor. Mientras tanto el presidente, Mauricio Macri, y el jefe de Gabiente, Marcos Peña, ya manifestaron su postura contraria a la despenalización del mismo.  

La diputada nacional Elisa Carrió durante la votación.

El desplante de la diputada nacional Elisa "Lilita" Carrió que al finalizar su exposición después de la votación, y fuera del micrófono, le gritó a sus compañeros de banca:  "que le quede claro a Cambiemos, la próxima rompo ¡La próxima rompo!". La declaración sorprendió a propios y a ajenos. En el entorno de Lilita sostuvieron que considera que fue la Rosada la que bregó por su aprobación. De los diez diputados que integran el bloque de la Coalición Cívica sólo uno, Juan Manuel López, votó a favor.

La imagen del presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó.

"La templanza ganó la partida. Ahora sólo resta esperar que pase en el Senado", afirmó un diputado del seno del PRO.  Algunas divisiones fueron más notorias que otras. Una de las primeras medidas que tomaron para evitar las internas es la prohibición de subir cualquier tipo de material proselitista, tanto a favor como en contra de la norma, en el grupo interno de Whatsapp. Sin embargo eso no alcanzó. "Hay diputados que militan muy fuerte la causa y eso genera rispideces", sostuvo uno de los últimos legisladores en definir su postura.  

Uno de los que también jugó fuerte por la despenalización fue el mítico operador radical Enrique "Coti" Nosiglia quien por pedido del cómite radical apoyó la medida. A él se lo hace responsable de varios llamados que salieron esta semana de Corrientes y Callao para dirigentes radicales con el fin de recordarles lo que había manifestado el partido en cada uno de los comités provinciales.

 

Los funcionarios de Cambiemos que se encuentran a favor de la despenalización.

El proyecto tuvo dos grandes bloques de "voceros" dentro del oficialismo. Dentro de los que buscaron la aprobación fueron  Karina Banfi y Daniel Lipovetsky. Mientras que del otro, la figura más preponderante fue Carmen Polledo. "Cuando se decidió recuperar la agenda pública e instalar el debate nunca se pensó que se pudiera corroer tanto al bloque. Hay cruces fuertes, que no se van a solucionar más", expresó uno de los diputados contrario al proyecto.

Esas críticas, de ambos lados, para algunos diputados consultados por Big Bang pueden llegar a repercutir en votaciones siguientes. "Mucho de lo que pasó se verá en el futuro. Este proceso va a dejar muchas desconfianzas, independientemente del resultado", agregó otra fuente al tanto de la situación. Un punto de inflexión fueron las amenazas que recibieron durante las últimas dos semanas los diputados que están a favor de la despenalización.

Los funcionarios de Cambiemos en contra de la despenalización.

Sin embargo, la comparación entre las presiones que recibieron los que se encuentran a favor del aborto y las recibidas por quienes están en contra fue una de las cuestiones que detonó, en muchos casos, problemas entre diputados.

"No se puede comparar que te digan "ojala que te mueras como todos los bebés que vas a matar" con que te corran por Twitter  para que votes a favor", precisó una diputada nacional que además negó la existencia de las mencionadas rispideces. Fuentes del bloque manifestaron además que el número de indecisos dentro de Cambiemos pasa más por no exponerse antes de la votación, por más que tienen su postura definida. "Me corrieron para que decida mi voto, pero me decidí por mis convicciones", le respondió a Big Bang uno de los pocos diputados del oficialismo que blanqueó su voto sobre el final.

La diputada nacional Karina Banfi, una de las principales voceras a favor del proyecto.

Mientras tanto en la Unión Cívica Radical (UCR) la grieta entre "correligionarios" se profundizó como en ningún otro espacio dentro de Cambiemos. En el seno del radicalismo les critican a los diputados que no votaron a favor que desoyen el mandato de cada una de las asambleas provinciales en donde se ratificó la postura de apoyo a la iniciativa.

 

Temas

  • Cambiemos
  • Cámara de Diputados
  • Gobierno
  • Congreso
  • Coalición Cívica
  • Senado
  • PRO
  • Whatsapp

Comentarios