Menu Big Bang! News
Actualidad Tripe crimen

Creen que los fugados estuvieron de "shopping" en la peatonal de Santa Fe

Detectives de la policía provincial investigan las compras que supuestamente realizaron en una librería, una farmacia y un supermercado, donde compraron alimentos, medicamentos y elementos para plotear una camioneta.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Desde el tiroteo del jueves 7 con efectivos de la Gendarmería hasta los arrestos del fin de semana último, hay una laguna de más de 48 horas sobre las actividades de los hermanos Lanatta y Víctor Schillaci.

Un ingeniero agrónomo denunció que fue secuestrado ese jueves en inmediaciones de San Carlos por los prófugos de la cárcel de General Alvear y que lo llevaron hasta su departamento en el centro de la ciudad de Santa Fe.

Allí supuestamente descansaron, comieron, tomaron medicamentos y acondicionaron la camioneta Amarok que le habían robado al ingeniero para que se asemejara a las de la Gendarmería que participaba en los operativos de búsqueda del trío.

Luego abandonaron al ingeniero atado en su departamento y huyeron nuevamente con la camioneta hacia el interior de Santa Fe donde los buscaba la policía provincial y 600 efectivos de las fuerzas de seguridad.

Para tratar de cerrar ese bache, detectives de la Policía de Investigaciones (PDI) de Santa Fe comenzaron a realizar entrevistas a comerciantes de la calle peatonal de Santa Fe para probar si estuvieron allí.

Los agentes entrevistaron a los propietarios de una librería comercial y de una farmacia situadas en la peatonal San Martín de la capital provincial. Creen que allí adquirieron el viernes pasado material para plotear la camioneta y medicamentos.

Investigan si los evadidos hicieron compras en la peatonal de Santa Fe.

Los detectives estuvieron a una librería comercial situada en San Martín al 2.900, en la denominada Peatonal Norte, donde entrevistaron a los dueños del local, que de acuerdo a la hipótesis de la pesquisa fue donde compraron vinilo verde para plotear la Amarok del ingeniero.

Además, los investigadores tenían datos sobre compras en una farmacia, que habrían sido de medicamentos para Martín Lanatta, y tenían testimonios que daban cuenta de una visita a un supermercado para comprar alimentos.

Los evadidos habrían estado durante dos días en el departamento del ingeniero.

Según la investigación que lleva adelante el fiscal Estanislao Giavedoni, los evadidos secuestraron en San Carlos al ingeniero agrónomo Juan Ignacio Reynoso (31) y lo obligaron a llevarlos hasta su departamento de Jerónimo 3064, en pleno centro de la ciudad de Santa Fe.

Los locales comerciales donde quedaron registro del paso de los Lanatta y de Schillaci están situados en un radio de entre dos y tres cuadras del departamento de Reynoso.