Menu Big Bang! News
Actualidad en terapia

El camino espiritual de Macri, que se armoniza y libera sus chakras

El jefe de Gobierno incursionó en los gongs y cuencos tibetanos. Los antecedentes: el yoga, Sri Sri Raví Shankar y la intoxicación con sushi de Rodríguez Larreta. Objetivos y detalles de una búsqueda profunda.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Luego de la polémica que protagonizó Mauricio Macri la semana pasada, en el PRO le cerraron las puertas a la discusión.

El jefe de Gobierno porteño y precandidato a presidente busca, en verdad, la armonización en base a una terapia budista que desarrolla desde que “la grieta” lo tocó personalmente, según contó en una entrevista con Magdalena Ruiz Güiñazú. 

En dos horas de sesión, el político lee, conversa y libera sus sus chakras con cuencos y gongs.

Macri comenzó la terapia por recomendación de su amigo personal Joaquín Molla, publicista del gobierno porteño. ¿El objetivo? Desestresarse y mejorar su calidad de vida, que es agitada como en pocas ocasiones: además de manejar los hilos de la ciudad de Buenos Aires, realiza actos y recorridas de campaña en base a sus aspiraciones presidenciales.

Años atrás, el propio jefe de Gobierno porteño había pedido una “política con espiritualidad”.

“Tiene que ver con saber dar y recibir”, explicó. 

En sintonía con ese requisito, en noviembre pasado se refugió en un retiro espiritual en una quinta de Horacio Rodríguez Larreta, donde juntó a sus hombres de confianza. Con ellos espera contar para el armado de un futuro gabinete, en caso de que sea el próximo presidente de la Argentina.

Pero esta semana, en medio de las especulaciones sobre que asistía a una “bruja” que lo aconsejaba, fue el propio Macri quien señaló que en verdad se trata de una “armonizadora budista”.

En principio se había hablado de la “bruja ecuatoriana” Shirley Barahona, quien desmintió cualquier tipo de conexión con el jefe de Gobierno. El nombre de la “maestra” de Macri no trascendió. 

En su visita al Vaticano, Macri rescató los valores del papa Francisco.

Según el diario Perfil, el funcionario inició hace poco más de dos años una terapia relacionada con el “dharma”, que serviría para profundizar el autoconocimiento. No sólo comprende la utilización de cuencos y gons, sino también conversaciones privadas con su maestra espiritual y hasta sesiones de lectura.

EL CAMINO HACIA LA ESPIRITUALIDAD

Esta semana Macri relanzó su sitio web oficial con cuatro relatos de su intimidad.

El más fuerte es el primero, donde recuerda algunos detalles sobre el secuestro del que fue víctima en agosto de 1991. Allí, revela datos que nunca antes había contado sobre sus 14 días en cautiverio, donde sufrió amenazas y permaneció encerrado en un cubo de unos pocos metros cuadrados.

En la inauguración de un “puesto saludable”, Macri tomó una clase de yoga.

Además, relata cómo nació y se desarrolló la ilusión de convertirse en el presidente de Boca Juniors, en los noventa. Allí habla del esfuerzo grupal, de lo colectivo y hasta destaca algunos de los valores de aquellos que lo acompañaron.

Otro de los “capítulos” se lo dedica a su campaña presidencial: hace referencia al disparador que le generó la pregunta de una vecina que le consultó por qué quiere ser el próximo mandatario de la Argentina.

En todos los casos, responde desde lo que le dicta el interior, con respuestas que mezclan las palabras de un líder espiritual con las de un político en campaña. 

Macri destina uno de los capítulos a la relación con sus cuatro hijos.

El último de los cuatro relatos habla sobre su familia, en particular sus hijos, y el camino que recorrió junto a ellos. En cada pasaje, comenta cuáles fueron los sentimientos que se le mezclaron en las situaciones “límite” de la vida, ya sean para bien o para mal.

Cada uno de los textos está acompañado por citas textuales: el escritor Erich Maria Remarque, la autora ganadora del Premio Nobel de Literatura en 2007, Doris Lessing; San Francisco de Asís y por último, al referirse a sus hijos, rescata un fragmento de la canción Lisa, de Gustavo Cerati

EL ARTE DE VIVIR

No es la primera ocasión en que Macri queda inmerso en un brete espiritual. Años atrás, en medio de la visita del lider Sri Sri Raví Shankar, que encabeza la fundación El arte de vivir, el candidato a presidente participó de varias charlas y reuniones. 

La terapia armonizadora poco tendría que ver con lo que propone Sri Sri Raví Shankar.

Inclusive, durante la visita de Raví Shankar, Macri firmó varios acuerdos para potenciar la meditación en escuelas, como parte de un plan orientado a docentes. En ese caso, el objetivo era “promover el mejoramiento de la calidad de vida de la ciudad”, algo similar a lo que busca el político con su actual armonizadora. 

RODRÍGUEZ LARRETA, otro ARMONIZADO

El año pasado, el jefe de Gobierno porteño electo, Horacio Rodríguez Larreta, protagonizó un episodio desafortunado que lo volcó a la “iluminación espiritual”.

En medio de una cena familiar se descompuso mientras comía sushi en su casa y debió ser internado en el hospital Fernández, a donde llegó trasladado por el SAME. 

“El poder del ahora”, el libro que leyó Rodríguez Larreta, una guía para “concentrarse en el presente”.

Tras ese episodio límite, el funcionario de la Ciudad comenzó a leer El poder del ahora, un libro de Eckhart Tolle que se convirtió en best seller, donde propone una guía para “concentrarse en el presente”, en lo que se “está realizando en este momento” para que “todo fluya con suavidad”.

Inclusive, Larreta no ha perdido la oportunidad de recomendar la guía a quienes observa estresados al interior de su partido.