Menu Big Bang! News
Actualidad Yrigoyen 250

Manifestación en el Ministerio de Economía por 100 despidos

Más de cien empleados no pudieron ingresar hoy al Palacio de Hacienda.  Manifestantes exigieron su reincorporación.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Empleados del Palacio de Hacienda, agrupados en la Asociación Trabajadores del Estado (ATE), protestan esta mañana en el interior del histórico edificio de la Avenid Hipólito Yrigoyen 250 para exigir la reincorporación de los cien despedidos. La magnitud de la movilización al quinto piso provocó el retraso del anuncio del ministerio de Transporte sobre el aumento en colectivos y trenes.

ATE se movilizó en el ministerio de Economía por el despido de cien empleados.

"No vamos a permitir que ni siquiera un trabajador quede en la calle", explicó el delegado general de ATE en el ministerio de Economía, Pablo Almeida, sobre lo sucedido esta mañana en el ingreso al Palacio de Hacienda. Y criticó: "La única respuesta que nos dieron hasta ahora fue el envío de la Policía".

La protesta de los trabajadores retrasó el anuncio del aumento del boleto del transporte público.

Mientras subían las escaleras hacia el microcine del quinto piso, donde el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, iba a anunciar el aumento en el boleto del transporte público, los trabajadores del Palacio de Hacienda alzaron sus carteles: "La plata de los buitres es de los trabajadores". "No soy ñoqui, soy trabajador".

De hecho, lograron ser una de las tendencias en Twitter. Con el hashtag #Hoyentramostodos, los trabajadores buscaron informar lo que sucede en el ministerio de Economía mientras Alfonso Prat-Gay celebraba en Radio Mitre "la vuelta del país al mundo" a partir de la sanción de la ley sobre el acuerdo con los fondos buitre.

"Hoy entramos todos", "No soy ñoqui", "La plata de los buitres es de los trabajadores", los carteles de la protesta por los cien despidos.

Finalmente, la protesta continuará desde las 13 horas en el ministerio de Modernización, encabezado por Andrés Ibarra, quien es el que lleva adelante la "modernización del Estado" por la cual ya se despidieron a más de 7.000 empleados de la Administración Pública Nacional. Y, como si fuera poco, hoy vencen 25.000 contratos más.