Menu Big Bang! News
Actualidad Una deuda con su padre

Se puso las pilas: Scioli quiere terminar la "facu" antes de octubre

Tras 25 años de dejar  la carrera de Comercialización en la UADE, retomó sus estudios en marzo y solo le quedan dos materias y la tesis. En la Universidad hubo quejas, Fútbol y asado en La Ñata.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

En plena campaña por la presidencia, el gobernador bonaerense y candidato por el Frente para la Victoria a suceder a Cristina Kirchner a partir de diciembre, Daniel Scioli, quiere ocupar el sillón de Rivadavia siendo Licenciado en Comercio. Para eso, está a un paso de lograrlo: le quedan dos materias y la tesis. Esta semana  aprobó con 8 la materia Logística.

La historia de retomar sus estudios comenzó en marzo de este año. El gobernador había decidido volver a la Universidad Argentina de la Empresa (UADE), a terminar lo que había dejado entre paréntesis hace 25 años atrás. Pero es más que un deseo, el gobernador siente “que es un asignatura pendiente que le quedó con su padre”. Es que en 1990 decidió dejar la carrera, de la que adeudaba 9 materias, para dedicarse a la empresa familiar.

El primer examen lo rindió el 6 de marzo y lo preparó con la ayuda de su secretario, Julián Colombo: era la materia Márketing y obtuvo un 9.

 "Soy el alumno 24.002. Julián me ayuda a estudiar para los finales, y después tenemos que hacer la tesis, que será sobre comercio exterior", explicó.

La decisión de retomar los estudios dio lugar a algunas humoradas, pero también a un gran escándalo dentro de la UADE.

Scioli Posa con el rector y con su secretario en el hall de la Universidad, en Constitución.

La protesta que los alumnos de la UADE le enviaron a su rector

 “Dr. Ricardo Orosco Rector Universidad Argentina de la Empresa De nuestra mayor consideración Nos dirigimos a Usted en referencia a la reincorporación del Sr. Daniel Osvaldo Scioli (LU: 16.650) como alumno de la Facultad de Administración y Negocios de nuestra Universidad. A través de esta autorización, se le permite rendir los exámenes finales correspondientes para la finalización de su Licenciatura en Comercialización cuya cursada comenzó hace ya más de 20 años.

Como alumnos consideramos que es muy importante que la Universidad aclare esta situación, la cual al ser difundida por un medio de comunicación es conocimiento público y pone en tela de juicio la seriedad de los planes de estudio y reputación de nuestra institución.

Cabe mencionar que este mail no tiene intenciones políticas. Por el contrario, los firmantes tenemos como objetivo conocer si esta situación en particular se ajusta a la normativa académica vigente establecida por la propia Institución o se trata de una excepción que genera desigualdad de condiciones con respecto al resto del alumnado (…)

(…) Si bien el régimen establecido por esta normativa es de aplicación obligatoria para los alumnos ingresados a partir del año 2006, nos gustaría informarnos si este caso se ajusta a la normativa vigente o a la anterior a esa fecha y, en dicho caso, conocer cuál es la misma.

En nuestra opinión en particular, fuera de las cuestiones normativas, no consideramos ético que a una persona que abandonó de manera indefinida sus estudios universitarios –en este caso, ni más ni menos que el Gobernador de la Provincia de Buenos Aires-, se le reconozcan el 100% de las materias que aprobó hace 25 años, cuando los planes de estudio sufrieron varias modificaciones posteriores y lógicamente, los contenidos de ese momento difieren enormemente de los brindados en la actualidad.

Asimismo, queremos remarcar que en ningún momento planteamos que sea incorrecta la reincorporación del Sr. Daniel Scioli al alumnado, por el contrario, consideramos que brinda prestigio a la universidad que un Gobernador elija estudiar en nuestra casa de estudios. No obstante, creemos que es de suma importancia que la normativa se respete y se aplique por igual a todos los estudiantes. Este tipo de excepciones, si es que no se encuentran amparadas por la normativa, repercuten negativamente en el prestigio de la universidad y por lo tanto indirectamente en la imagen de nuestros títulos.

A tal efecto, les solicitamos una respuesta a esta carta y en caso de existir normativa que ampare esta situación, solicitamos por favor que nos brinden una copia de la misma.

Desde ya le agradecemos su atención”.

El gobernador, junto a los alumnos de la UADE inaugura el Campus en Pinamar.

Todo termina en La Ñata

El propio Scioli dijo, a comienzos del año lectivo: "Karina (Rabolini) está preocupada porque yo le digo que después viene el viaje de fin de curso. Ella me dice: 'Ya veo que te vas a quedar a estudiar en la casa de las compañeras'", contó, entre risas.

Pero más serio, reconoció algunas complicaciones: "Es una exigencia muy grande en el mismo año, ser gobernador, candidato a presidente, jugador de futsal y ahora también dar las materias que me faltan en la UADE".

Entre los alumnos de la Universidad comenzaron a surgir las preguntas: ¿Cómo podía ser que un alumno que dejó la carrera veinticinco años atrás se presente como si nada a dar solo los finales, si lo que corresponde sería que curse toda la carrera de nuevo?

Cristopher Mieth,  un estudiante de abogacía que debió dejar la carrera temporalmente por asuntos familiares, contó: “Yo tuve que viajar a Alemania por asuntos familiares y se me vencieron finales, por lo que ahora tengo que recursar algunas materias. No entiendo como hizo Scioli para regresar y estar habilitado para dar finales sin recursar las materias”, contó a comienzos de año un portal de noticias.

Scioli, se toma una fotografía el 6 de marzo cuando rindió la primera de nueve materias pendientes.

Desde la UADE dijeron que Scioli puede pasar por encima de la normativa debido a que comenzó la carrera antes de que la misma se ponga en vigencia. Esto no convenció al alumnado de la institución privada y ya planean elevar cartas a las autoridades. Mientras tanto el Gobernador avanzó y rindió su siguiente materia: Marketing Global.

Fiel a su estilo, Scioli invitó al equipo de fútbol de la Universidad un fin de semana a La Ñata, donde luego del partido compartieron todos un asado.

 Y a partir de allí ya no paró: todas las mañanas se sienta con su secretario a leer y aprovecha los fines de semana para dedicarle un poco más de tiempo.

Ahora el objetivo es convertirse en Licenciado antes que se decide si será el próximo Presidente.