Menu Big Bang! News
Deportes a dos años de la suspensión

Hinchadas visitantes, la tradición que vuelve como botín político

Desde que la policía mató en junio de 2013 a un hincha de Lanús, sólo hay público local en las canchas de Primera. Qué cambió y qué no desde entonces. El aprovechamiento en campaña y la experiencia fallida del AFA Plus.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, anunció que a partir de la fecha 25, que se jugará entre el 18 y el 21 de septiembre, el campeonato de fútbol de Primera División volverá a ver hinchadas visitantes en sus estadios.

Scioli defendió la decisión.

La medida fue tomada en plena campaña electoral, la más caliente de los últimos años, y en la que se decidirá quién será el presidente luego de 12 años de gobierno kirchnerista.

¿Por qué se tomó la decisión?

La última vez que una cancha de fútbol de la máxima categoría se llenó con los colores de dos equipos fue el 10 de junio del 2013. En aquella tarde platense se enfrentaban Estudiantes y Lanús en el Estadio Único. La muerte de Javier Jerez, un hincha del club granate, desató la medida.

En esa oportunidad la violencia no fue entre hinchadas ni entre barras: la policía asesinó a Jerez, de 42 años.

Para Mauricio Macri “no se ha mejorado en absoluto” desde aquel momento hasta entonces. “¿Qué ha cambiado? ¿Está más segura la Argentina? ¿Hay más presencia policial hoy que hace un año?”, se preguntó el candidato presidencial por el Frente Cambiemos en diálogo con Radio Mitre, y aseguró que “no es factible” implementar la medida.

Para Macri, es una medida proselitista.

Para Macri “lo están decidiendo desde el punto de vista electoral” ya que la conflictividad en los estadios “no ha cambiado”. Aunque confesó que estuvo “en desacuerdo con que se elimine el (público) visitante, porque es como una resignación de que el Estado está ausente”.

Daniel Scioli le respondió: "Quieren sembrar violencia y pánico diciendo que va a pasar algo si vuelven los visitantes".

"Nosotros lo planificamos con responsabilidad y no por contexto electoral -planteó el gobernador bonaerense-. Egresaron 18 mil policías y nos permite reforzar la prevención y destinar algunos de ellos para espectáculos deportivos".

¿Cómo será la vuelta de los visitantes?

Después de la fecha 24 -cuando se jueguen todos los clásicos de Primera- empezaría una prueba piloto para el regreso de los visitantes.

Sería en territorio bonaerense, sólo para un partido de los 15 que se disputan por jornada. La idea fue discutida en reuniones entre Scioli y el ministro de seguridad bonaerense, Alejandro Granados.

Según trascendió, participó de la decisión, o al menos fue consultado, Marcelo Tinelli, actual vicepresidente 3° de la AFA y uno de los principales candidatos a presidir la Asociación del Fútbol Argentino a partir de marzo del 2016.

De los 15 encuentros  que se disputarán en la 25, siete son en la provincia. Las posibilidades son Independiente vs. Nueva Chicago, Banfield vs. Crucero del Norte, Gimnasia de La Plata vs. Tigre, Arsenal vs. Olimpo, Quilmes vs. Colón, Sarmiento vs. Defensa y Justicia y Aldosivi vs. Huracán.

Se deduce que de esta medida se desprenderá un efecto dominó. Y todo volvería a ser como antes. Al menos en Primera. El Ascenso sigue postergado. Allí, los visitantes están prohibidos desde hace 8 años.

El fallido proyecto AFA Plus

En mayo del 2009, la AFA firmó el primer contrato que ponía en marcha el empadronamiento de los hinchas del fútbol argentino con Telecom. La empresa de comunicaciones iba a ser la encargada de proveer un servicio integrador de tecnología y comunicaciones para montar el dispositivo en los estadios.

Desde entonces, la compañía telefónica asegura que invirtió $290 millones y que aún no cobró un peso por su trabajo, ya que se estableció que cobraría un canon por cada espectador para saldar la deuda, y como nunca se implementó, todavía no recibió ni un centavo.

AFA Plus, un esfuerzo colectivo que quedó en la nada.

El director de AFA Plus, Oscar Ojeda, dijo este año que “la AFA le pidió a Telecom que implementara el proyecto, y la empresa lo hizo de tal manera que entendió que correspondía a un sistema diseñado por la Universidad Tecnológica Nacional (UTN)”.

La UTN había firmado dos convenios con la entidad de Viamonte. El primero, de auditoría, era la encargada de certificar todas las obras civiles de Telecom, y por el segundo, era la encargada de empadronar a los hinchas.

En agosto del 2014 la casa de estudios cerró los centros de empadronamiento luego de denunciar una deuda de $15,4 millones.

Ojeda reveló que el proyecto “tenía dos grandes caminos truncos: uno era la inviabilidad tecnológica para hacerlo, y el otro el económico, el costo que significaría para los clubes poner en marcha ese proyecto les caucionaba casi el total de la recaudación por los próximos diez años de todo el fútbol, algo impagable”.

Uno de los objetivos de Marcelo Tinelli, si llega a la presidencia de AFA, es poner en funcionamiento el sistema de control biométrico en los estadios, para poder dejar afuera del fútbol a las barras y los violentos.

Tinelli quiere trasladar el éxito de San Lorenzo a la AFA.

Como están las cosas hoy, suena más a utopía que realidad. Como dijo la ex jefa de seguridad de Independiente, Florencia Arietto, “los violentos no van a aportar sus datos y van a presionar a los dirigentes para entrar por un molinete particular”.