Menu Big Bang! News
Deportes Superclásico del escándalo

Rechazan a hinchas de Boca y River como querellantes en la causa por el gas pimienta

Dos socios de Boca y uno de River se presentaron como querellantes en la causa por el gas pimienta en aquel recordado Superclásico de Copa Libertadores en el que el célebre “Panadero” Napolitano arrojó gas pimienta. Los jueces no hicieron lugar a este pedido porque “no resultan particularmente dañados u ofendidos”. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Un socio de River Plate y dos de Boca Jrs fracasaron en su intento de ser tenidos como "querellantes" en la causa en la que se investigan los episodios de violencia registrados en el célebre episodio del gas pimienta que el “Panadero” Adrián Napolitano y sus secuaces arrojaron a los jugadores "millonarios", en el Superclásico de octavos de final de Copa Libertadores.

Los camaristas Mirta López González, Ricardo Pinto y Mariano Scotto explicaron que "la capacidad para querellar será de aquella ‘particularmente ofendida’, la persona que resulta directamente lesionada”, algo que no ocurría con los tres aspirantes a ser parte. Los magistrados rechazaron la presentación del abogado Fabián Bergenfeld, socio de River, y de Ricardo Manuel Moris y Humberto Luis Lucero, socios de Boca Juniors, representados ambos por el letrado Gregorio Dalbón.

El “Panadero” Adrián Napolitano arrojó gas pimienta en el Superclásico de octavos de Copa. 

Los pretendidos querellantes argumentaban que "más allá de las lesiones en los jugadores (existió) un temor generalizado a todos los asistentes del encuentro entre Boca Juniors y River Plate, razón por la cual correspondía admitir su intervención en el proceso en calidad de acusadores”. Bergenfeld fue más allá y pidió ser considerado “damnificado directo". Pero los jueces replicaron que “no existe dato alguno que permita diferenciarlos con respecto al interés que podría tener cualquier otro socio de esas entidades o siquiera de cualquier otro ciudadano, por lo que no corresponde su reconocimiento como querellantes”.

El Panadero recibió presiones y agresiones en su panadería de Valentín Alsina. 

El partido fue suspendido cuando debía comenzar el segundo tiempo, con el resultado empatado sin goles, y tras la sanción de la Conmebol a Boca Juniors, River se adjudicó la serie y clasificó para la siguiente fase de una Copa que terminaría ganando.