Menu Big Bang! News
Show La final

La chicana de Suar a Tinelli y la sorpresa de su hija Margarita

Un clásico: la llamada de Suar al conductor en medio del programa. Cargadas, promesas y la palabra de su hija. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Una vez más, Adrián Suar participó de la final de Bailando por un sueño y, como era de esperarse, dio la nota. El gerente de programación de El Trece no sólo elogió a Marcelo Tinelli por el rendimiento del certamen, sino que, además, lo presionó para el debut del año que viene. "Quedate tranquilo que arrancamos en abril, como hablamos", aclaró al conductor.

Tinelli y Suar, la dupla del éxito de El Trece.

A diferencia de otros años en los que asistió al piso junto a su histórica dupla, Pablo Codevilla, Suar esta vez se sumó a través de una comunicación telefónica. "Estoy de vacaciones, me las tomé porque arreglamos que ibas a terminar el 14, pero bueno", fue la primera chicana del también actor.

En 2010, Suar se animó a bailar.

Lejos de relajar la presión, Tinelli redobló la apuesta y habló de su buena, aunque tirante relación con Codevilla. "Lo quiero, pero nuestras peleas ya son históricas. Nos peleamos desde hace diez años. Ya ni él me cree a mí, ni yo le creo a él", bromeó.

Para distender, el marido de Griselda Siciliani puso al teléfono a su hija de tres años, Margarita. "Hola, me encanta el programa. Estoy bailando", reconoció con timidez. Consultada por Tinelli, la pequeña se animó y elogió los dotes de baile de su padre: "Mi papá baila bien y mamá también". ¿El dato? Pidió en vivo asistir al próximo programa que será, según confirmó Tinelli, en abril de 2016.