Menu Big Bang! News
Show Polémica

Muscari a Fede Bal: “No hice nada en contra tuyo, fue todo a favor de Barbie”

Luego del escándalo que involucró al hijo de Carmen barbieri por presunta violencia de género, el dramaturgo y actor hizo su descargo en Intrusos.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Finalmente, habló el protagonista que faltaba: José María Muscari estuvo en Intrusos y relató con lujos de detalles todo el episodio que terminó desencadenando el escándalo entre Barbie Vélez y Federico Bal, en el que se lo terminó acusando a él de supuesta violencia de género. Pero además también justificó su accionar y remarcó que no se arrepiente de nada de lo que hizo.

Muscari y Bal, en otros tiempos.

“Yo creo que le tendría que pedir disculpas a Fede Bal si hubiera sido yo el que salió a contar todo esto en algún medio, pero no fui yo el que hizo la bulla mediática. No cambiaría en nada de lo que hice. Hablé con los padres de Barbie y volvería a hacerlo”, relató el director teatral en referencia a su accionar cuando una persona le dijo que había episodios de violencia entre el hijo de Carmen y la hija de Nazarena.

Muscari afirmó que todo lo que hizo fue pensando en Barbie Vélez, su amiga. Según su relato, una vecina al departamento de Fede Bal dijo que se escuchaban ruidos, amenazas y golpes en la pareja. Entonces, José María primero habla con la hija de Nazarena, pero su respuesta no lo deja tranquilo. Por esto mismo, al otro día acude a una psicóloga especialista en violencia de género, que le aconsejó que directamente hablo con los padres de la joven, Nazarena Vélez y Alejandro Puchetta.

“No creo ni una versión ni otra porque nunca analicé ninguna, hice lo que aconsejó un profesional, que es lo que todo el mundo debería hacer en una situación como ésta”, sostuvo y enfatizó el hecho de que actuó porque sintió una angustia con la respuesta que le devolvió Barbie cuando la alertó sobre las denuncias que iban a hacer los vecinos: “Lo que me dijo en ese momento no me dejó tranquilo”.

Una relación que parece terminada.

“Yo no sé manejar estos temas: no estoy acostumbrado a la violencia, en mi familia no hubo, no estoy preparado, y me pareció que lo mejor era recurrir a un profesional, que está más preparado que yo. 

Sin embargo, Muscari puso todo su énfasis en remarcar que no se arrepiente de su accionar, y que no le debe ninguna disculpa a nadie, sobre todo a Federico Bal y a su madre, Carmen Barbieri: “La frágil frente a toda esa situación era Barbie, no eras vos. Si me hubieran venido con el cuento al revés, habría hecho lo mismo. Te pido disculpas si crees que tendría que haber hablado con vos en lugar de con un profesional, pero no hice nada en contra tuyo, hice todo a favor de Barbie”.

“Agradezco a Dios que todo esto está agrandado, o que sea un error, o una confusión. Pero si no hubiera sido así y estuviéramos contando otra historia, no me habría perdonado haber dejado pasar tanto tiempo”, reiteró y aclaró que no fue por culpa de él que la pareja finalmente se hubiera separado: “Así como le creo a Barbie y a Federico que el episodio de violencia no existió, también les creo cuando dicen que no se separaron por mí”.

Algunos de los elementos que con el tiempo terminaron por convencer a Muscari sobre su accionar, fue una entrevista que dio Fede Bal donde afirma que grita en su domicilio: “Yo lo escuché a Fede Bal decir en otro programa que él paga las expensas y que por eso puede gritar lo que quiera dentro de su casa. Tiene derecho a eso, pero sus vecinos tienen derecho a alertarse y a acusarlo de algo que quizás es errado”.

“No cambiaría en nada de lo que hice. Hablé con los padres de Barbie y volvería a hacerlo

El director teatral relató que el martes por la noche tuvo una charla telefónica “muy amena” con Carmen Barbieri para explicarle por qué no le corresponde a él disculparse. Sobre el final de la entrevista emitida por la pantalla de América, Muscari además juró frente a cámara que no volverá jamás a hablar sobre el tema y que no tiene más nada que decir, pero también pidió un manto de piedad a los protagonistas del escándalo: “Le pido a todos que no atosiguen ni a Fede Bal, ni a Barbie Velez, ni a Nazarena, ni a Carmen con esta situación”.

Luego de la entrevista, Nazarena le agradeció mediante su perfil en la red social Twitter no sólo las palabras en Intrusos sino también por su accionar con este problema.

“Yo no sé manejar estos temas: no estoy acostumbrado a la violencia, en mi familia no hubo, no estoy preparado, y me pareció que lo mejor era recurrir a un profesional, que está más preparado que yo. Quizás esto no deja conforme a todas las partes, pero a mi sí”, concluyó.

Toda la situación le provocó una gran angustia a Muscari, que se retiró de América llorando y muy afectado.