Menu Big Bang! News
Tendencias

6 ensaladas que no son para no pegarte un tiro

Que la ensalada sea el plato único no tiene porqué ser un suplicio. Si elegís una sabrosa, crocante, y con ingredientes “llenadores”, podés comer rico, ¡y ahorrar entre 100 y 200 calorías!

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

#1 Palta, champignones y camarones

Fresca y deliciosa, es mejor prepararla en el momento. Pelá una palta grande, cortala en dados y mezclá con 150 gramos de champignones frescos, cortados en láminas finas, más una taza de camarones limpios, y perejil picado fresco (o cilantro). Condimentá con aceite de oliva, sal, pimienta y jugo de limón.

Tip: si comprás palta y la abrís y te arrepentís de comerla en el momento, rociala con jugo de limón para que no se oscurezca, y guardala en la heladera.

#2 California Style

Cortá en juliana troncos de apio bien blancos, hasta obtener 4 tazas. Mezclalos con dos peras firmes, cortadas en cubos (o manzana verde si no es época de peras), y una taza de queso mozzarella cortado en bastones. Condimentá con aceite de oliva, jugo de limón, pizca de azúcar, pimienta de molinillo y sal. Para acompañar, un vaso de limonada con sombrillita y capelina.

 

#3 De pepinos y salmón ahumado

Pelá 3 pepinos chicos, cortalos en ruedas, salá y dejá reposar en un colador. Lavá una lechuga arrepollada y cortala en tiras finitas. Colocá en un bol con el pepino y agregá cubitos de salmón ahumado. Luego, una cucharada de eneldo fresco picado, una cucharadita de azúcar, jugo de limón, aceite de oliva, sal y pimienta. Sutil y encantadora.

 

#4 Very Siciliana

Alquilate la saga de El Padrino y prepará esta ensalada increíble, que también puede ser la entrada de un asado, por ejemplo. Limpiá una planta grande de achicoria, puede ser verde o si conseguís, la roja. Cortala en juliana fina y hervila en agua y sal unos minutos. Exprimila y picala chiquito. Herví 4 papas grandes, cortá tres anchoas en tiritas y 50 gramos de aceitunas negras en rodajas. Mezclá en un bol la achicoria con la papa caliente, las anchoas y las aceitunas. Condimentá con una vinagreta de aceite de oliva, sal, pimienta, ají molido y -si no lo ves a él por al menos 4 horas- rodajitas de ajo. Mezclá suave para no desarmar la papa. Comela tibia, con rodajas de huevo duro.

 

#5 Ensalada de tirabuzones, tomate y apio

¿Todavía con el mito de que no hay que comer pastas porque engordan? Depende cómo las combines, son ricas y son fuente de energía. Probá esta opción, con solo 182 calorías y perfecta para un almuerzo liviano: mezclá 3 tazas de fideos tirabuzón cocidos con 2 tomates cortados en gajos finos, 1 tallo de apio en cubitos, hojas de lechuga morada, tres cebollitas de verdeo en rodajas finitas y 4 o 5 gajos de mandarina sin las semillas. Aparte, mezclá media taza de yogurt natural (los de frasco de vidrio) con 1 cucharada de jugo de limón, media cucharadita de mostaza en polvo y si tenés, pizca de páprika, salpimentá. Mezclá la ensalada con el aderezo, guardá un rato en la heladera y a comer. Muy rica.

 

#6 Popeye & Olivia salad

Lavá 3 atados de espinacas frescas, secá las hojas y guardalas en una ensaladera grande. Agregá 3 huevos duros en rodajas y 1 taza de croutons de ajo (ver tip). Mezclar con 125 gramos de queso gruyere cortado en tiras (pueden ser cubitos de por salut si estás radical con la dieta) y 4 fetas de jamón cocido cortado en tiras.

Tip: para hacer los croutons caseros, tostá tres rebanadas gruesas de pan francés. Cortalo en cubos. Calentá en una sartén 3 cucharadas de aceite de oliva, y dorá los cubos de pan a fuego lento. Agregá 2 dientes de ajo machacados y picados y seguí dorando por un minuto. Dejá enfriar, los podés guardar en un tupper para tener a mano y van como piña en cualquier ensalada.