Menu Big Bang! News
Policiales Uno falleció por un tiro; otro se suicidó

A cuatro cuadras y en 40 minutos: dos robos con muertos en Belgrano

Dos casos en menos de una hora. Dos casos con muertos: uno por suicidio, el otro con un tiro disparado por un vigilador. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Dos ladrones murieron ayer durante otros tantos robos ocurridos a cuatro cuadras de distancia y con 40 minutos de diferencia entre uno y otro.

El primero de los episodios ocurrió a las 20.35, en la esquina de Vuelta de Obligado y Congreso, cuando un ladrón intentó robar en un negocio dedicado a la venta de teléfonos celulares. En ese momento, un efectivo retirado de la Fuerza Aérea Argentina que trabajaba en el local como vigilador privado intentó reducir al asaltante.

Entonces se produjo un forcejeo entre el delincuente y el custodio. Aprovechando que tenía una contextura más delgada, el malviviente consiguió escapar. El vigilador salió del local y el ladrón comenzó a dispararle cuando por la zona circulaba una gran cantidad de transeúntes. El enfrentamiento terminó cuando el custodio mató de un balazo al asaltante.

Todavía no había terminado la conmoción por aquel tiroteo y en momentos en que los efectivos de la comisaría 33 interrogaban a testigos del asalto al local de venta de celulares, a sólo cuatro cuadras de allí se produjo un segundo robo, que terminó con otro ladrón muerto.

Fue en Cabildo y Monroe, a las 21.15. Un ladrón entró a robar en otro local de venta de accesorios de telefonía celular. Un vigilador alertó a los policías que patrullaban la zona a bordo de un móvil de la seccional 33», quienes comenzaron a perseguir al sospechoso.

Según informaron fuentes judiciales, se estableció que, a media cuadra del local que había asaltado, el ladrón fue rodeado por la policía. Entonces, en ese momento, según estableció la Justicia a partir de los dichos de los testigos, el asaltante tomó el arma que llevaba y se pegó un tiro. Murió en el acto.