Menu Big Bang! News
Política Herramientas financieras

El Gobierno extiende la emergencia económica para la próxima gestión

El oficialismo presentó en el Congreso el proyecto que contempla una prórroga de esta ley por dos años más. Intentará, además, mantener el impuesto al cheque.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El Gobierno de Cristina Kirchner intentará dejarle un legado al próximo gobierno que asuma las riendas del país a partir del 11 de diciembre. El oficialismo presentó en el Congreso un proyecto para prorrogar la ley de emergencia económica hasta 2017 y, de esta forma, brindarle mayores garantías a la próxima gestión. A su vez, buscará mantener el impuesto al cheque.

Axel Kicillof, ministro de economía de la Nación, es uno de los impulsores de la medida. 

La emergencia económica vence el próximo 31 de diciembre y el kirchnerismo quiere prorrogar ley que debió utilizarse hace 13 años, cuando el país se encontraba en plena crisis económica y social. El ministro de Economía Axel Kicillof es uno de los impulsores de la medida.  

La ley se sancionó en enero de 2002, en los comienzos del gobierno de Eduardo Duhalde, tan sólo días después de la renuncia del ex presidente Fernando De La Rúa. Esa norma le daba a la entonces frágil administración pública una serie de recursos para intentar apagar los focos de incendio de un país en llamas.

El Congreso deberá aprobar la iniciativa y se espera que se defina antes del 7 de octubre. 

Las facultades extraordinarias que garantiza la Ley

  1. Determinar el sistema que establece la relación de cambio entre el peso y las monedas extranjeras.
  2. Pautar las retenciones a la exportación de hidrocarburos.
  3. Regular los precios de la canasta básica.
  4. Congelar tarifas.
  5. Renegociar los contratos de los servicios públicos en manos de empresas privadas.

De aprobarse en el Congreso, todas estas facultades extraordinarias quedarán prorrogadas hasta 2017, según consigna el diario La Nación.

Impuesto al cheque

El Poder Ejecutivo también envió una nueva prórroga al impuesto al cheque, que también vence a fines de diciembre próximo. Buscan sostenerlo, al menos, por los próximos dos años. Este impuesto le permite al Estado obtener una importante recaudación, ya que significa el 1,85% del PBI, unos 120.000 millones de pesos anuales estimados para 2016.

El impuesto al cheque representa uno de los ingresos económicos más importantes de la administración.

De esta forma, el gobierno de Cristina Kirchner le deja a su sucesor una serie de herramientas jurídicas que le permitirán moverse con soltura en un hipotético caso de asfixia económica. El debate sobre la ley de presupuesto 2016 comenzó ayer en comisión en la Cámara de Diputados y el oficialismo tiene previsto darle media sanción el 7 del mes próximo, antes de las elecciones.