Menu Big Bang! News
Política Paritaria conflictiva

Se cortó el diálogo: los docentes bonaerenses amenazan con un nuevo paro

El enojo sindical recrudeció tras el fallo que ordenó suspender la devolución de los días de paro. Si la gestión de Vidal no los convoca antes del fin de semana, habrá nuevas medidas de fuerza. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Los gremios docentes bonaerenses recibieron un duro revés en medio de la discusión salarial con el gobierno de María Eugenia Vidal. La Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo de La Plata suspendió el falló que ordenó a las autoridades bonaerenses a devolver el dinero correspondiente a los días de paro que había retenido en la liquidación.

Suteba podría encabezar las próximas medidas de fuerza. 

La resolución abre una nueva línea de conflicto entre la Provincia y los gremios docentes que podría recrudecer la próxima semana, según confió a BigBang María Laura Torre, secretaria gremial de Suteba. “Si no nos convoca Vidal en lo que resta del día y mañana, vamos a ir a paro y movilizaciones”, sostuvo.

Los docentes esperan una nueva convocatoria de María Eugenia Vidal.

El enojo de la dirigente se centra en dos cuestiones. La primera, en el reciente fallo de los jueces Claudia Angélica Milanta y Gustavo Daniel Spacarotel, quienes votaron a favor de suspender el fallo de primera instancia, mientras su par Gustavo De Santis lo hizo en disidencia. Y la segunda, en la parálisis que sufre la discusión salarial entre los sindicatos y el Gobierno.

La línea de diálogo entre el Gobierno y los docentes se cortó hace días y los sindicatos bonaerenses agrupados en el Frente de Unidad Docente analizan medidas de fuerza en caso de no ser convocados por el gobierno bonaerense.

Los gremios docentes podrían ir a paro la semana que viene. 

La última oferta consistió en un incremento del 20 por ciento en 2 cuotas con un recuperación del salario del 2016 a través de un bono de $1500 que se cobra por única vez (no es percibido por los jubilados). El ofrecimiento está lejos de colmar las expectativas docentes, quienes exigen una suba promedio del 30 por ciento, aunque primero buscan cobrar el descuento por los días de paro.

Para los sindicatos, el hecho de que el conflicto se haya estirado tiene un punto a favor: en el Gobierno ya nadie se anima a hablar de una meta inflacionaria del 17 por ciento y reconocen que la inflación superará el 20 por ciento. En ese sentido, los docentes intentarán que la oferta provincial se estire hasta un 25%, aunque la negociación no será sencilla.