Menu Big Bang! News
Macri y Massa se estrechan las manos, a la distancia, auqnue se ríen pícaramente. Guerra de egos.

Macri y Massa se estrechan las manos, a la distancia, auqnue se ríen pícaramente. Guerra de egos.

Política ¿Baño de humildad opositor?

Unidos por el espanto: el crecimiento k acercó a Macri y a Massa

El “aumento de popularidad”, según las encuestas, del kirchnerismo y la purificación del los candidatos oficialistas acelera posibles acuerdos electorales y alianzas estratégicas entre los dos candidatos más fuertes de la oposición. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El “Baño de humildad” que pidió Cristina desencadenó un efecto dominó que terminó barriendo con diversas candidaturas a presidente y también a gobernador.  Pero además llegó a la oposición. 

Tanto Mauricio Macri como Sergio Massa están preocupados por el crecimiento en las encuestas de Daniel Scioli, acompañado por la buena imagen de la gestión de Cristina Kirchner, que se recompone en las encuestas. Es que a medida que se van bajando otros competidores se fortalecen las candidaturas tanto del gobernador bonaerense como la de Florencio Randazzo. El Gobierno se entusiasma con que hoy cualquiera de los dos con el apoyo de Cristina podría ganar en primera vuelta. 

Mauricio Macri y Sergio Massa, de ellos se trata, saben que mas temprano que tarde sus destinos deberán unirse para contrarrestar el crecimiento de los candidatos del oficialismo. Por eso, en los últimos días crecieron los acercamientos. Hay más reuniones de operadores de ambos y entre sus dirigentes. 

Massa armó un acuerdo con De la Sota para una PASO nacional. El cordobés es un obstáculo para el PRO.

En los últimos días hubo una reunión de un emisario de Macri con representantes del Frente Renovador. Dos de los que trabajan en un posible armado conjunto con Massa, en nombre de Macri, son su primo e intendente de Vicente López, Jorge Macri y Horacio Rodríguez Larreta, candidato a reemplazar al Jefe Comunal. Larreta es un viejo amigo de Massa: trabajaron juntos como jefes de campaña de Ramón “Palito” Ortega cuando fue candidato a vicepresidente de Eduardo Duhalde en las presidenciales del ‘99.

Hay divisiones dentro del macrismo: una línea cree que pueden quedarse con parte del electorado de Massa sin sumarlo como candidato, es decir, robarle los votos. Pero otros plantean la posibilidad de construir alguna forma de confluencia más amplia.

Macri tendrá problemas cuando plantee a sus socios un posible acuerdo con Massa.
La salida de varios dirigentes de peso del Frente Renovador como Darío Giustozzi (ex intendente de Almirante Brown), Jesús Cariglino (intendente de Malvinas Argentinas) y ahora Juan José Álvarez, su ex jefe de campaña, acelera una posible estrategia electoral conjunta, algo que hace meses era casi impensado.

 

Un hombre cercano al búnker de Tigre, comete una infidencia ante Big Bang: “Sergio tiene voluntad de diálogo en serio pero lo hace con expectativas muy altas, dada la situación”.

 Massa tiene en su cabeza la idea de ir a una interna más amplia con el PRO y dirimir ahí la candidatura, en una PASO nacional. Pero Macri tiene otra idea: para él no hay dudas de que irá a un ballotage con Scioli y sólo piensa en algún tipo de acuerdo para sumar intendentes en la Provincia de Buenos Aires, como ocurrió en las elecciones legislativas de 2013. 
 
Massa y Macri suelen coincidir en eventos sociales como la cena de Conciencia.

Faltan menos de 40 días para el cierre de listas y tanto Massa como Macri deberán tomar una decisión sobre su futuro. Algunas posibilidades: el primero podría ser candidato a gobernador del segundo. Formalizan una alianza y van a una PASO conjunta donde “la gente” elije un candidato para competir contra Scioli en la nacional. Otra posibilidad es que se rompe todo acuerdo y uno de los dos queda fuera del juego electoral. No hay muchos más caminos posibles. Existe un beneficio para los ansiosos: cualquier decisión deberá tomarse en los próximos días.