Menu Big Bang! News
Actualidad PASO, a 15 días

Elecciones bonaerenses, la gran batalla

A dos semanas de las PASO, la interna kirchnerista entre Aníbal Fernández y Julián Domínguez está en llamas. La candidata del PRO, María Eugenia Vidal, crece y busca aumentar su nivel de conocimiento mientras Felipe Sóla, del Frente Renovador, aspira a traccionar votos a Sergio Massa.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

A tan sólo quince días de una elección clave para el país, la campaña en la provincia de Buenos Aires atraviesa su momento más caliente. Las PASO del 9 de agosto podría ser un termómetro de cara a las elecciones nacionales de octubre y los resultados que arroje el distrito más importante del país no pueden obviarse. Más bien, es determinante.

Aníbal Fernández protagonizó fuertes cruces con Julían Domínguez

La elección del 9 de agosto instaló en el peronismo bonaerense una disputa inédita en los últimos diez años. Los pre candidatos Aníbal Fernández y Julián Domínguez protagonizan a diario un escenario de peleas y chicanas. Ambos buscan recibir la bendición del gobernador Daniel Scioli en un intento por mostrarse como la opción más kirchnerista.

La candidata del PRO de recorrida por la provincia de Buenos Aires.

La oferta opositora encuentra a María Eugenia Vidal, candidata del PRO y a Felipe Solá, por el frente UNA de Sergio Massa y José Manuel de la Sota, como las opciones de cambio. Las últimas encuestas arrojaron que la aspirante macrista es quien tiene mayor intención de voto aunque, juntas, las fórmulas del Frente Para la Victoria aventajan cómodamente al PRO. Algo más relegado se ubica el massista Solá.

Solá junto a Sergio Massa de recorrida por Escobar

Entre la imagen positiva y el desconocimiento

Los candidatos del Frente Para la Victoria parecen haber hecho del conflicto su estrategia de campaña. La fórmula Aníbal Fernández y Martín Sabbatella aventajarían a Julián Domínguez y Fernando Espinoza.

Domínguez tiene una alto grado de aceptación entre el electorado provincial.

El jefe de Gabinete tiene un alto nivel de conocimiento entre el electorado provincial pero una considerable imagen negativa. Por su parte, su rival, presenta características diametralmente opuestas: Domínguez tiene un alto nivel de desconocimiento y un importante grado de aceptación en el electorado.

Fernández está confiado. Su imagen negativa podría ser un escollo.

Domínguez y Espinoza lograron en el tramo final de la campaña mostrarse en diversos actos junto al candidato presidencial FPV. Ayer protagonizaron la denominada Caravana Para la Victoria en la que reinó el color naranja.

Equipo PRO. Mauricio Macri y Gabriela Michetti acompañan a Vidal.

Los números le sonríen a María Eugenia Vidal y Daniel Salvador de Cambiemos. Buena parte de las encuestas la ubican como la candidata con mayor intención de voto y alcanza números superiores a los 25 puntos. Sin embargo, esta cifra no le alcanzaría para suceder a Scioli en caso de que los votantes del kirchnerismo decidan apoyar unánimemente al ganador de la interna entre Fernández y Domínguez.

Tal como ocurre con muchos de los integrantes del PRO, Vidal sufre la “porteñización” de su partido y este es un aspecto negativo de su campaña. Sin embargo, la candidata machista intenta despegar su imagen de la Ciudad con recorridas y una fuerte presencia en las calles de la provincia.

Felipe Solá dice ser la experiencia que la provincia necesita. En varios tramos de su discurso afirma haber aprendido de los errores de su anterior gestión como gobernador, entre 2002 y 2007.

En los últimos días entendió que debía elevar su exposición y criticó con dureza a sus contrincantes. Sobre Aníbal Fernández dijo que significaba “más droga” y cree que Vida no conoce la provincia. Su intención de voto ronda los 13 puntos y aspira a traccionar un importante caudal de votos hacia el Frente Renovador de Sergio Massa.