Menu Big Bang! News
Deportes TRIUNFO HISTÓRICO

Guerra y tenis: el origen de Orsanic, el capitán de la Davis, en Croacia

El capitán que ganó la Copa Davis es hijo de Branko Orsanic, un entrenador de tenis que huyó de Croacia luego de la guerra. Llegaron en la época de Perón y se quedaron para siempre.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Más allá del insuperable recuerdo que lo unirá para siempre a Croacia, el país donde ganó su primera Copa Davis, Daniel Orsanic -capitán del equipo argentino- tiene un lazo de sangre con el país europeo

orsanic
Orsanic y su padre Branko, unidos por el amor al tenis (Foto: El Gráfico).

Es que su padre, Branko, nació en Croacia y se vio obligado a migrar hacia Argentina cuando tenía 15 años luego del fin de la Segunda Guerra Mundial. Con la llegada del Ejército soviético, su familia huyó del país y se cambió el apellido a Orlovic

Durante tres meses vivieron en un campo de refugiados en Austria para luego viajar a la ciudad de Udine, en Italia, donde se quedaron tres años. 

De la mano de Perón

La oportunidad de establecerse en Argentina les llegó mediante un grupo de sacerdotes que sirvieron de nexo con el gobierno de Juan Domingo Perón. Así, Branko, sus padres y sus hermanos llegaron a nuestro país. 

"Del viaje en barco me acuerdo muy bien. Fueron 18 días", le contó a La Nación el padre de Orsanic, hoy de 87 años. "Cuando pasamos por Gibraltar las olas pasaban por arriba del barco, que se llamaba Tucumán".

El abuelo de Daniel, que se desempañaba como diplomático en Croacia, comenzó una nueva vida con un oficio muy lejano a su carrera: obrero de la construcción. Branko, por su parte, décadas después se convertiría en un prestigioso profesor de tenis y eventualmente entrenaría a José Luis Clerc, quien en 1981 jugó la primera final de la Copa Davis a la que llegó Argentina. 

De su matrimonio con la argentina Carolina Troitiño nacería Daniel. Aunque Branko continuaba usando el apellido Orlovic con el que su familia se ocultó luego de la guerra, su hijo fue bautizado con el apellido original de la familia: Orsanic.

"Tengo sangre croata, pero que no quede ninguna duda que tengo la bandera argentina bien puesta", supo afirmar antes de la final el capitán de la victoria argentina. Por su parte, Branko fue expeditivo: "Soy croata, pero quiero que pierdan en la final", le declaró entre sonrisas a La Nación.