Menu Big Bang! News
Mundo Nominado y finalista

Francisco, cerca de ganar el Premio Nobel de la Paz

Nunca en la historia un Papa recibió la distinción. De las 273 candidaturas recibidas, el instituto eligió a  20 candidatos finales, entre los que se encuentra Jorge Bergoglio. Su prolífica actividad política en pos de la paz es mundialmente reconocida y tendrá mucha importancia a la hora de decidir. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Por tercer año consecutivo el Papa Francisco I figura entre los 20 candidatos de la lista definitiva para recibir el Premio Nobel de la Paz, según trascendió extraoficialmente desde el instituto Nobel de Oslo. El sumo pontífice fue propuesto por distintas organizaciones nacionales e internacionales, y su candidatura está avalada por varios gestos y acciones políticas en pos de la paz y la no violencia. Es su tercera nominación consecutiva. 

Francisco nominado al premio Nobel por tercera vez consecutiva.

Uno de los más significativos fue su intervención en el conflicto entre Estados Unidos y Cuba, que derivó en un proceso de acercamiento entre ambas naciones cuyo broche de oro fue la reapertura de embajadas, con relaciones diplomáticas oficiales luego de más de 50 años de bloqueo norteamericano. Tanto Obama como Castro reconocieron la gestión papal.

Fue “mediador” en las negociaciones entre Obama y Castro.

Además, Francisco estuvo presente y muy pendiente de la “guerra interminable”, según sus propias palabras, entre Palestina e Israel. En junio de 2014, el Papa recibió en el Vaticano a los presidentes de Israel, Shimon Peres, y de Palestina, Mahmud Abás a los que instó a “luchar con todas sus fuerzas” para “perseguir y lograr la paz”.  

Francisco en Belén, territorios palestinos.

En mayo de ese año visitó Belén, en territorios palestinos, y la ciudad santa de  Jerusalem, en el marco de su gira pro paz en Medio Oriente. 

También estuvo en Jerusalem y se reunió con las máximas autoridades de Israel y Palestina.

"Pido que se reconozca el derecho a la existencia del Estado de Israel y pido que se reconozca el pueblo palestino tiene derecho a una patria soberana. Que la solución de dos estados se haga realidad y no se quede un sueño". Todo un mensaje político, en ambos casos, que le dan cierta “chapa” a Francisco para cobnsiderarlo favorito.

El premio

En un principio hubo 276 nominaciones de las cuales 205 son personas y 68 son organizaciones, incluso, en la edición de este año, se postuló al artículo 9 de la constitución japonesa, que prohíbe al país participar en conflictos armados.

Además del pontífice argentino, que sería el primer Papa en la historia en ganar el premio, en las listas extraoficiales de postulantes figuran el diputado noruego Abid Raja, el religioso católico y luchador por los derechos de los migrantes africanos Mussie Zerai, y el jurista español y presidente del Comisión Internacional contra la Pena de Muerte, Federico Mayor. También fueron propuestos los médicos africanos Zainab Bangura y Denis Mukwege, luchadores contra la violencia sexual en los conflictos armados.

Cuando instituyó el premio en 1895, Alfred Nobel fue claro y dijo que el galardón debe ser otorgado “entre aquellos que durante el año precedente hayan trabajado más o mejor en favor de la fraternidad entre las naciones, la abolición o reducción de los ejércitos existentes y para la celebración o promoción de procesos de paz”. Entre otros, lo ganaron Barack Obama, La Madre Teresa de Calcuta, Desmond Tutu, Mailash Satyarthi, Yasser Arafat, Yizthak Rabin. Y también fue obtenido por dos argentinos.

Los argentinos premiados

Adolfo Pérez Esquivel recibe el Nobel en 1980.
Carlos Saavedra Lamas, en 1936

​En 1936, el diplomático y jurisconsulto Carlos Saavedra Lamas se erigió en el primer argentino y latinoamericano en obtener la distinción, por su labor de mediación en el conflicto entre Paraguay y Bolivia por el control del Chaco boreal. Igual mérito recibió, en 1980, Adolfo Pérez Esquivel, por su compromiso en defensa de la democracia y los derechos humanos.