Menu Big Bang! News
Mundo Sorpresa

Madonna y Celine Dion, emparentadas por un ancestro en común

La Reina del Pop y la cantante melódica canadiense son parientes lejanas y comparten un mismo ancestro en común: uno de los primeros colonos franceses que llegó a Canadá. A su vez, ambas también están emparentadas con la esposa del príncipe Charles de Inglaterra, Camilla Parker-Bowles.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Family Tree Magazine, una publicación norteamericana que se especializa en el arte de la genealogía, llegó a un sorprendente descubrimiento: Madonna y Celine Dion comparten un mismo ancestro en común que, además, las emparenta con Camilla Parker-Bowles, duquesa de Cornwall y esposa del príncipe Charles de Inglaterra.

Celine y Madonna, talento familiar. 

Rhonda McClure, una de las investigadoras de Family Tree Magazine, comenzó su investigación determinando que Dion y Parker Bowles son primas novenas y ambas descienden de Jean Guyon, uno de los primeros colonos franceses que se establecieron en la ciudad canadiense de Quebec.

La familia materna de Madonna la emparenta con Celine.

Continuando su trabajo, McClure, sabiendo que la madre de Madonna era franco-canadiense, descubrió que la Reina del Pop también desciende de Guyon. Pero no sólo está emparentada con Celine Dion gracias a esta línea, sino también a través de otro ancestro, el también francés Zacharie Cloutier.

Celine Dion es prima lejana de Camilla, la esposa del príncipe Charles.

Según declara la investigadora, las historias de las familias franco-canadienses a través de los siglos son relativamente fáciles de conocer gracias a que las iglesias mantenían escrupulosos registros. Así, McClure utilizó registros microfilmados de la Family History Library de Salt Lake City (Estados Unidos), la web FamilySearch.org y el Programme de Recherche en Démographie Historique's de Canadá.

Como nota curiosa, en una entrevista brindada en el 2010, Madonna había contado que Celine Dion era la cantante favorita de su padre. Y la canadiense confesó, cuando era una ascendente artista de apenas 22 años, que Madonna era una de sus ídolas. Todo queda en familia.