Menu Big Bang! News
Policiales Desesperación

Misterio por la desaparición de Delfina: los extraños mensajes en sus redes

Tiene 15 años y fue vista por última vez el domingo a la mañana. La Policía no quiso tomar la denuncia y tampoco habilitó el pedido de las filmaciones de cámaras de seguridad. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

A las 10 de la mañana del domingo, Delfina Bagnasco abandonó su casa de Beccar (San Isidro) para ir -según le dijo a su madre, Agustina- a una fiesta en el Planetario. Desde ese momento, nadie volvió a ver a la adolescente de 15 años

delfina
Delfina tiene 15 años y desapareció el domingo.

A la desesperación de su familia se sumó el flagelo del pésimo accionar policial. Tal como le contó Florencia, amiga de la mamá de Delfina, a BigBang, en la Comisaría 5° de Beccar no quisieron tomarle la denuncia el domingo aduciendo una excusa falaz: que era necesario esperar 48 horas

"Recién ahora, con el acompañamiento de la agrupación Plenario de Trabajadoras y la presencia de los medios están empezando a activar", agregó. "Pero lo cierto es que a la búsqueda la están llevando a cabo con información provista por la madre". 

"Tenemos una municipalidad con uno de los presupuestos más grandes de toda la provincia de Buenos Aires y aún no pusieron a disposición las cámaras de seguridad de la zona", se lamentó además Florencia. Tampoco anoticiaron a la familia sobre qué fiscalía está a cargo del caso. 

Silencio misterioso

Según relatan sus allegados, Delfina apareció varias veces en línea en el chat de WhatsApp desde su desaparición, pero no respondió ningún mensaje. Además, en Messenger de Facebook todas sus conversaciones fueron sospechosamente borradas. 

delfina
Delfina estuvo en línea en WhatsApp varias veces desde su desaparición.

Su familia pudo hablar con un adolescente cercano a ella, pero luego los bloqueó y no contestó más sus requisitorias. Al señalarle a la Policía el domicilio de este joven, los efectivos le respondieron que la dirección no existía y la madre de Delfina tuvo que mostrarles la casa en Google Maps para que les creyeran. 

"No sabemos si está donde quiere estar o si la están manipulando", explicó Florencia. "Además, nos llegó una foto donde muestra un cambio de look aunque nunca había manifestado alguna voluntad de hacérselo".

Vale recordar que, el año pasado, la adolescente había sido víctima de un episodio de bullying: un grupo de compañeras de colegio la persiguió en la calle y la agredió físicamente propinándole un fuerte golpe en la cabeza.

El día de su desaparición, Delfina llevaba un jean claro, y una remera con rayas azules y blancas. Tiene el cabello castaño y tez trigueña. Su familia puso a disposición el número telefónico 1565693270 para el que quiera aportar algún dato.