Menu Big Bang! News
Política indecisa

Candidatos hay, pero CFK no define aún quién será su abogado

A días de su declaración indagatoria, la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner aún no informó quién o quiénes serán sus abogados. No se descarta que sea un hombre vinculado a los derechos humanos, aunque también podría aceptar un defensor oficial. Especulan con una defensa "técnica".

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

A sólo tres días de la declaración indagatoria de Cristina Fernández de Kirchner en la causa por la compra de dólar futuro, la ex presidenta aún no informó quién será su abogado defensor. Sin embargo, circularon al menos cuatro versiones de nombres que podrían representarla. La mayoría de ellos tienen un perfil vinculado a los derechos humanos, una de las banderas del kirchnerismo.

Tribunales de Comodoro Py, donde comparecerá CFK. Habrá manifestaciones.

Si bien se acerca la fecha en que el juez Claudio Bonadío citó a la ex mandataria para declarar por la compra del dólar futuro, Cristina aún no informó quién será su letrado. Las versiones en el entorno del kirchnerismo hablan de tres hombres muy vinculados a la ex presidenta.

Candidatos

El primero de ellos es Baltasar Garzón, el jurista español que tuvo en sus manos las investigaciones más sensibles para España: los crímenes de la dictadura franquista, pero también causas por corrupción y narcotráfico. Se trata de un hombre muy cercano a Cristina Fernández de Kirchner, pero también un defensor de causas en contra del terrorismo de Estado.

El jurista español es un defensor de los derechos humanos. Fue el juez de los crímenes del franquismo.

Incluso, tiene una íntima relación con muchos de los organismos de Derechos Humanos allegados a CFK. Compartió actos con Cristina y las Abuelas de Plaza de Mayo y días atrás su nombre circulaba como uno de los posibles abogados defensores en la causa por la que la ex mandataria deberá prestar declaración indagatoria el próximo miércoles.

Sin embargo, para asumir la defensa oficial, Garzon deberá rematricularse en el Colegio Público de Abogados de la Ciudad, ya que al día de hoy, permanece como “matriculado inactivo”. Por eso, no se descarta que ocupe un rol de “asesor” externo en la causa en la que es investigada la ex presidenta.

Otro de los que habría sido tanteado para la defensa de Cristina Fernández fue Luis Moreno Ocampo, el ex fiscal del juicio a las juntas, realizado contra nueve integrantes de la Junta Militar, en 1985. También se trata de un hombre con un perfil vinculado a los derechos humanos. Entre 2003 y 2012 fue el primer Fiscal Jefe de la Corte Penal Internacional, donde su principal tarea fue seguir los reportes de Crímenes contra la humanidad.

De todos modos, la posibilidad de que sea el letrado de Cristina es escasa. En primer lugar, porque se encuentra en Suiza. Pero además, fue enfático días atrás cuando visitó Intratables, y señaló: “Yo no trabajo acá, yo trabajo en Nueva York, soy un tigre amaestrado, no puedo volver. No tengo ningún partido político, veo las cosas de afuera, entiendo de Justicia”.

Luis Moreno Ocampo, el fiscal de las juntas, negó que vaya a ser el abogado de CFK.

¿EUGENIO ZAFFARONI?

El ex juez de la Corte Suprema de Justicia, Raúl Eugenio Zaffaroni fue otro de los abogados que se mencionó como posible letrado de Cristina. En sus tiempos como magistrado, recibió duros cuestionamientos de la oposición, que lo consideraba un juez garantista. Se trata de un hombre muy allegado a Cristina Kirchner, pero además, con una fuerte relación con los organismos de Derechos Humanos, como Abuelas de Plaza de Mayo y Madres de Plaza de Mayo, entre otras.

Zaffaroni es un hombre de muy buena relación con Cristina Fernández de Kirchner.

Además, es un hombre que tiene buena relación con Garzon, el otro de los abogados mencionados como posibles defensores de Cristina. De todos modos, Zaffaroni también deberá volver a matricularse ante el Colegio Público de Abogados, ya que al igual que el jurista español, aparece como “matriculado inactivo”.

En este panorama, otra de las opciones que no descartaría la ex presidenta es presentarse y aceptar el patrocinio de un defensor oficial. Otra de las versiones que no sería para nada descabellada es que la ex mandataria recurra a un letrado desconocido, que sea un experto jurídico técnico y de bajo perfil.