Menu Big Bang! News
Política novedades desde nueva york

Cristina, orgullosa por la resolución de la ONU contra los buitres

La Presidenta recordó los problemas que enfrentó la Argentina ante los holdouts y pidió que nunca vuelvan a sufrirlos otros países. “Valió la pena dar la pelea”, celebró.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Cristina Fernández celebró esta tarde la aprobación, en Naciones Unidas, de un nuevo marco regulatorio para negociar las reestructuraciones de deuda de los países miembros.

La transmisión por cadena nacional empezó con un video que resumía la votación y resumía las declaraciones del ministro de Economía, Axel Kicillof, y el canciller Héctor Timernan.

Más tarde, Kicillof habló en directo desde Nueva York con Cristina Fernández y calificó a la resolución de “histórica”. El ministro leyó los nueve principios que -aunque no vinculantes- deberían regir desde ahora en las negociaciones por los procesos de reestructuración de deuda de los diferentes países.

“Si una mayoría resuelve algo, ninguna minoría puede sabotear el proceso”, destacó el funcionario. “Esto también favorece a los países desarrollados”.

La Presidenta felicitó a Kicillof y a Timerman, para después dar su discurso. “Argentina ha ejercido su responsabilidad solidiria frente al resto de los pueblos y política frente al orden económico globnal”, celebró. “Esto es obra de lo que nos pasó a los argentinos”, dijo, como la crisis de 2001.

“Los fondos buitre”, planteó, “intentaron depredar a la Argentina y también al mundo”. También recordó el embargo de la fragata Libertad y deseó que no vuelvan a repetirse episodios de ese estilo.

La Presidenta recordó la frase de su antecesor y esposo, Néstor Kirchner, cuando en el mismo foro internacional recordó que “los muertos no pagan sus deudas”.

“Quiero agradecer profundamente a los 136 países que votaron positivamente”, declaró. También lo hizo con los que se abstuvieron, porque “sabemos de las presiones”.

En relación a los que votaron en contra, dijo que no se pueden hacer “cosas muy feas y muy malas a toda la humanidad y durante todo el tiempo”.

“Debemos sentirnos orgullosos de lo que hemos logrado”, finalizó. “Valió la pena dar la pelea, como peleás vos para seguir en el trabajo, que te aumenten el sueldo y mejorar tus condiciones de vida”.