Menu Big Bang! News
Política Siguen los cruces

Explosivo cruce entre un periodista ultra K y un intelectual de la UBA

Roberto Caballero acusó a un grupo de intelectuales de ser funcionales al Gobierno. Pablo Alabarces le respondió: "Sos un periodista militante de la edad de oro".  

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La famosa “grieta” que divide al país enfrentó en esta oportunidad al sociólogo Pablo Alabarces y el periodista Roberto Caballero, quien publicó una editorial en Tiempo Argentino con duros cuestionamientos hacia los intelectuales del grupo Plataforma 2012 que presentaron un documento con críticas la concesión del doctorado honoris a Cristina Kirchner por parte de dos universidades.

Roberto Caballero cuestionó a un grupo de intelectuales. 

¿Dónde están los intelectuales críticos que no critican, o se refugian en la crítica al pasado para no tomar la brasa del presente dramático en sus manos?”, se preguntó Caballero en un extenso texto en el que apuntó a Roberto Gargarella, Alejandro Katz, Beatriz Sarlo, Maristella Svampa, Rubén Lo Vuolo, Daniel Muchnick, José Nun y Pablo Alabarces. Fue justamente este último quien le contestó en su cuenta de Facebook.   

Es que Caballero tildó a este grupo de intelectuales de tener un alto grado de “despreocupación” de la actualidad y destinar su tiempo a cuestiones vinculadas a CFK. Y agregó: “No se conocen sus opiniones sobre los asuntos del presente y sus dramáticos ribetes, incubados al calor del revanchismo y la demonización del último año”.  

Alabarces criticó el sueldo de Caballero durante el kirchnerismo. 

Alabarces fue tajante con su respuesta: Caballero miente, y miente a sabiendas. Miente en las páginas del exactamente mismo diario que publicó, en un ya lejano mayo de este año, mi crítica al ajuste macrista en universidad y ciencia y técnica. El problema con estos tipos es que creen que “intelectual crítico” es el kirchnerista sunnita (y de ser posible macho y carta-abiertista), mientras que todos los demás somos escribas a sueldo de la “prensa hegemónica”. Entiendo: eso de ser escriba a sueldo es, para Roberto, algo bien conocido, considerando que como “periodista militante de la edad de oro” ganaba más del triple de lo que yo gano como investigador del CONICET”.

De esta forma, Alabarces contestó a la publicación del periodista que, además, lo consideró, junto al resto de los intelectuales, como “portadores de un pensamiento que encarna lo repudiable y enfermizo". Una guerra que podría tener otro capítulo. Y pronto.