Menu Big Bang! News
Actualidad informe sobre narcotráfico

Drogas: la mitad de los argentinos quieren penas más fuertes

Para 8 de cada 10, el narcotráfico y las adicciones son “problemas muy graves” en Argentina. Más del 25% conoce lugares de venta. Padres e hijos, en desacuerdo por las causas.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Ocho de cada diez personas creen que el narcotráfico y el abuso de drogas son problemas muy graves para el país, según un estudio que determinó que “la mitad de los argentinos piden leyes más duras” en la lucha contra el tráfico ilegal de sustancias.

El estudio, difundido por la fundación Voices! y la universidad UADE, está basado en 1.008 entrevistas presenciales y -aseguran sus responsables- es proyectable a toda la población nacional.

El informe agrega un dato llamativo: más de un cuarto de la población conoce lugares o personas que venden drogas. En 1989, en el área metropolitana de Buenos Aires, sólo un 6% conocía las bocas de expendio (un crecimiento del 400%).

En cuanto a las sustancias, “existe un consenso generalizado respecto a que drogas como el paco, los solventes, el éxtasis, la cocaína y los alucinógenos son dañinas a la salud”. No pasa lo mismo con la marihuana, en especial entre los jóvenes.

Una banda de narcos es desbaratada en Quilmes.

Con los años, todos parecen estar más conscientes del problema. El informe plantea que la mitad de la población considera que el consumo es alto en su barrio y que conoce a alguien con problemas de drogas, un porcentaje que a fines de los 80 era apenas del 28%.

Hay una diferencia importante en cuanto a la percepción de las causas. Para más de la mitad de los jóvenes, la más importante es la presión del propio grupo y los amigos. Los padres, en cambio, apuntan a la facilidad para conseguir sustancias prohibidas y a su propia falta de supervisión.

“La articulación de acciones de prevención sociocomunitarias que impacten en forma directa contra el narcomenudeo, así como también las acciones preventivas de carácter educativo y formativo, constituyen respuestas concretas del Estado en sus diferentes niveles que no deberían ser postergadas”, planteó Andrés Cuesta, Director de Investigación y Extensión de la Fundación UADE.