Menu Big Bang! News
Actualidad Sus hombres, en la mira

El legado de Grondona en la AFA, oscurecido por la corrupción

El FIFAGATE salpica a los hombres de confianza del hombre más poderoso de la historia del fútbol argentino. La sospechas que no pudieron vencerlo en los 27 años de su cuestionado mandato. Del todo pasa al “todos sospechosos”.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Por la importancia del cargo que ostentó en el sillón de la FIFA durante más de 27 años como vicepresidente Senior, era evidente que Julio Humberto Grondona no pasaría inadvertido en el escándalo de corrupción que tiene 14 implicados. Ese nombre que, a pesar de su muerte, seguirá teniendo peso propio en el fútbol argentino.

El hombre más poderoso de la historia del fútbol argentino está involucrado, de una manera y otra, en el escándalo mundial que puso en jaque a los popes del fútbol mundial. Según el informe que presentó ayer el Departamento de Justicia de los Estados Unidos. el fallecido ex presidente de la AFA habría recibido tres millones de dólares por "facilitar" un contrato por derechos de TV e imagen, y tenía otros 12 millones por cobrar. Alejandro Burzaco, el CEO de Torneos y Competencias, es uno de los hombres de confianza de Grondona que quedó al borde de la detención y está imputado por corrupción y lavado de dinero. “Era una especie de hombre operativo de Don Julio, el que pensaba seguir su legado. El Grondona en las sombras”, dijo alguien que conoce los manejos secretos del fútbol.

Burzaco era uno de los hombres de confianza de Grondona.

Desde hace años, el abogado Alejandro Sánchez Kalbermatten denuncia a la FIFA por corrupción. “En su momento se hablaba de 78,4 millones de dólares de una coima por la realización de los mundiales en Rusia y Qatar”, apuntó ayer el letrado. Y fue más allá: explicó que el reemplazante de Grondona como vicepresidente de la FIFA es Eugenio Figueredo, el detenido de nacionalidad uruguaya. “Figueredo está detenido. Si Grondona estuviera vivo, y en la FIFA, también lo estaría”, disparó Kalbermatten esta mañana en diálogo con Radio América.

Cuando el  Señor del Anillo, como lo llamaban sus detractores, aún dirigía los hilos del fútbol argentino e imponía su voz en las decisiones a nivel mundial, Kalbermatten ya lo había denunciado tres veces, también por delitos ligados a la corrupción.

“La denuncia dice que la empresa de Alejandro Burzaco y Hugo y Mariano Jinkis cobró 15 millones de dólares por la realización de la Copa América, la Copa Centenario 2016 y otras dos copas. Yo tuve acceso a la denuncia del FBI que se conoció ayer, y en uno de los anexos se muestra cómo se dividía la coima”, indicó el letrado. También dijo que “a Grondona le tocaban tres millones de dólares en ese caso. Una persona que estuvo tantos años en ese lugar, se puede haber llevado muchas de esas coimas. Grondona tenía plata en paraísos fiscales.

El empresario y ex socio de Grondona en la AFA, Carlos Ávila, también lo había relacionado con delitos de corrupción. En su momento, Ávila había revelado datos de cuentas bancarias en el exterior por 30 millones de dólares a nombre de Grondona, sus hijos y un colaborador fallecido. Además, había indicado que la intención del presidente de la AFA era quedarse con la explotación propia de la televisación del fútbol a la espera de que el Estado deje “de pagar uno o dos meses”.

Otro que tampoco quería a Grondona era Diego Armando Maradona. Al enterarse del escándalo de corrupción en la FIFA, dijo que le había pedido al ex jefe de la AFA que “no siga choreando”. Durante el Mundial de Brasil, el dirigente del fútbol argentino había deslizado que Maradona “era mufa” porque cuando se retiró de un estadio, Messi convirtió un gol. Diego le respondió: "Pobre estúpido, esto es mérito de Messi".

Buenos tiempos. Diego como DT de la Selección. Ayer le pegó a Grondona.

Julio Humberto Grondona murió el 30 de julio del año pasado. Además de una suma de dinero imposible de contabilizar, dejó una herencia de causas judiciales que, aunque no pueda ser juzgado, lo dejará en la mira de todos. A pesar de que durante años cargara en su dedo meñique el anillo de oro con la insignia: “Todo pasa”.

Audio

Alejandro Kalbermatten Fuente: Radio América