Menu Big Bang! News
Actualidad innundaciones

Encontraron muerto al nene que había caído en un arroyo de Pilar

Tenía 11 años y había desaparecido en medio de la fuerte tormenta. Estaba parado sobre un puente precario.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Terminó en tragedia. Rodrigo Sosa, el nene de 11 años que ayer había sido arrastrado por el agua, debido a las inundaciones en Pilar, fue encontrado muerto. 

El hecho accidental ocurrió ayer, cuando Rodrigo se encontraba parado sobre un puente precario, queriendo salvar su vida junto a uno de sus hermanitos, pero no pudo resistir.

El niño fue hallado a la altura del barrio los Pinos por buzos especialistas que lo buscaban junto a bomberos, Prevención Ciudadana, Policía, Prefectura y Defensa Civil.

Rodrigo se cayó en el arroyo de Garín, a pocos metros de la vivienda del niño. El agua lo tiró y terminó siendo arrastrado por la fuerte corriente.

Los vecinos se tiraron para alcanzarlo y salvarlo, pero no pudieron. "Cuando lo vi a él en el agua me tiré y la corriente me llevó hasta un alambrado, ahí me quedé sostenido como veinte minutos en el agua hasta que pude salir y me llevaron al hospital", relató un cuñado de la víctima.

La crecida arrastró al niño hasta la zona del barrio Los Pinos. 

Ayer la Coordinación del Sistema de Protección y Defensa de la Comunidad (ProDeCom) de Luján había informado el alerta rojo para la población por posibles inundaciones en la Cuenca del Río Luján, debido al desborde del río.  Por la crecida del río, resultaron afectados los barrios Villa Verde, Río Luján, Los Cachorros, Amancay y Manzanares.

Entre las 6 de la mañana y las 14, el río subió más de dos metros y continúo creciendo hasta alcanzar los 3,59 metros a las 16. Desde entonces, descendió hasta los 3,29 metros, registrados a las 5 de la mañana.

La crecida también afectó a vecinos de los barrios Santa Marta y San Fermín y a las localidades de Olivera y Carlos Keen. En total, hubo alrededor de 230 personas evacuadas.