Menu Big Bang! News
Actualidad Juicio oral

Indignación por una leve condena para un joven que mató a una pareja con su auto

Lucas Trasanco mató a una pareja de motociclistas en el barrio de Flores en 2013. La fiscalía había pedido una condena de nueve años de prisión. El falló provocó la reacción de los familiares y hubo incidentes en la sala de audiencias.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Lucas Trasancos, quien en 2013 atropelló y mató con un auto de alta gama a una pareja de motociclistas en el barrio porteño de Flores, fue condenado hoy a cuatro años y dos meses de prisión, lo que provocó incidentes en la sala de audiencias por parte de familiares de las víctimas porque continuará en libertad.

El fallo fue dictado esta tarde por el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 7 porteño, que halló a Trasancos (27) responsable del delito de "homicidio culposo agravado por conducción antirreglamentaria del vehículo", en perjuicio de Viviana Álvarez (25) y Jacobo Ramos (21), embestidos por el Audi TT del imputado cuando iba a alta velocidad.

Además, los jueces Gustavo Valle, Gabriel Vega y Gustavo Rofrano ordenaron la inhabilitación por diez años para que Trasancos conduzca un vehículo, pero no ordenaron su detención como lo reclamaron las querellas.

Los familiares de las víctimas rechazaron el fallo.

Mientras el condenado escuchaba al presidente del TOC 7 la pena impuesta, el joven se tomó la cabeza y se puso a llorar de emoción, mientras que sus padres, su hermana y novia también se alegraron en silencio, con lágrimas en los ojos. 

"Es un fallo vergonzoso, los jueces nos defraudaron porque cualquiera mata y la Justicia no existe, solamente para el que tiene poder adquisitivo", dijo Andrés, padre del joven, tras conocerse la sentencia.

Consideró que los jueces "le están diciendo a la sociedad: muchachos agarren un coche de alta gama, salgan, manejen y maten que total vienen a este tribunal y los largamos en libertad". 

Trasancos, a la izquierda, con sus abogadas.

Además, aseguró que no cree el "arrepentimiento" que manifestó Trasancos en sus últimas palabras, cuando manifestó que quería "pedirle perdón mirándolos a la cara a la madre de Viviana Álvarez, al padre de Jacobo Ramos y a la familia". 

Ramos dijo que Trasancos "durante las audiencias miraba amenazante a los testigos como para que no declaren en contra de él" y agregó que "solamente con la ayuda de Dios" su familia podrá seguir.

Luego del veredicto, varios familiares y amigos de las víctimas increparon al condenado con insultos e incluso alguno de ellos superaron el cerco de seis policías con la intención de agredirlo, por lo que lo tuvieron que retirarlo por la misma puerta que se fueron los magistrados.

También algunos allegados se acercaron a los padres de Trasancos, a quienes insultaban por "defender a un asesino" y ellos también salieron por la puerta trasera del Palacio de Tribunales porteño. 

Los incidentes continuaron en los pasillos de los tribunales, donde se registraron roturas de vidrios, y una ambulancia del Sistema de Atención Médica de Emergencia (SAME) atendió a una mujer que se descompensó.

En tanto, la abogada María Rosa Ballester, representante de la familia Ramos, afirmó que "hoy los ciudadanos están más indefensos y en peligro".

La abogada adelantó que van a apelar el fallo porque quedó demostrado durante el juicio que fue un "dolo eventual", o sea que el acusado sabía que a la velocidad que iba podía matar a alguien.

Según Ballester, para los jueces sólo fue "un accidente de tránsito" y aunque aclaró que deberá leer los fundamentos que se darán a conocer el 11 de septiembre a las 12, "nada serio pueden fundamentar".

Esta mañana, las abogadas del imputado, Andrea Novello y Laura Fechino, solicitaron en su alegato que su defendido fuera condenado a la pena de dos años de prisión de cumplimiento efectivo por el delito de "homicidio culposo", aunque como ya estuvo preso 11 meses accedería a la libertad condicional.

Novello y Fechino admitieron en su alegato que Trasancos "cometió un delito, pero fue un error", al cruzar la calle en la que terminó colisionando con Álvarez y Ramos "en rojo" y con una velocidad por encima de la permitida.

"Hubo circunstancias que se prestaron a la confusión para que no viera el semáforo en rojo", aseguró Fechino, en referencia a que de acuerdo con su análisis de los videos tomados por cámaras de seguridad de la zona otros vehículos también circulaban sin respetar la luz de detención y que otros semáforos más adelante "estaban en verde".

Por su parte, el fiscal Ciruzzi había requerido una pena de nueve años de prisión para Trasancos al considerarlo autor del delito de "homicidio con dolo eventual", mientras que los querellantes Rubén Quevedo Acosta y Ballester solicitaron 25 años de prisión -el monto máximo previsto para ese delito- y que el tribunal revoque la excarcelación que continuará gozando