Menu Big Bang! News
Actualidad encuesta

Millennials: pasan más tiempo "enchufados" que durmiendo

Los usuarios de la generación nacida entre 1981 y 2000 pasan más de siete horas al día conectados, y el 30 % de ese tiempo lo dedican a chatear o enviar mensajes. La cuarta revolución industrial vaticinada por el Foro Económico Mundial ya está en marcha. Otros datos.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Ya sea en Davos, Buenos Aires, Madrid o Tokio, ver a la gente ir y venir sin separarse de sus teléfonos móviles o sus tabletas es una situación común, cotidiana. Y es que uno de los exponentes de la cuarta revolución industrial en marcha, vaticinada en el cónclave de Davos es, presisamente, la explosión global del consumo de medios digitales para el ocio, la información o la educación.

Hiperconectados. Ocio, información y trabajo, todo en un chip.

Según un informe publicado hoy por el Foro Económico Mundial, "los usuarios de la era digital pasan ya más tiempo online que durmiendo". Claro que hay un corte etario: los más activos son los miembros de la  generación denominada millennial, aquellos nacidos entre los años 1981 y 2000.

On line, all time

Ellos están conectados más de siete horas diarias, de las cuales destinan el 30% a chatear o enviar mensajes. Por su parte, la Generación X  -nacidos entre finales de los sesenta y setenta- dedican un 20% y los baby boomers (desde 1940 a principios de los sesenta), un 15 %.

Mensajes y chat a la orden del día. Los más jóvenes le dedican más tiempo.

"Estamos solo al comienzo de intentar comprender las implicaciones de la tecnología digital en nuestra vida cotidiana", afirma Sarita Nayyar, la responsable del Foro en EEUU. a El País. El estudio fue realizado entre 5.000 consumidores digitales de los países que el Foro ha considerado representativos de la población mundial: EEUU, China, Alemania, Brasil y Sudáfrica.

Pagadios

Si bien casi un 50 % asegura que los medios digitales le mejoraron la vida social y laboral, no se muestran muy dispuestos a pagar por ese servicio. Solo el 34% lo haría por contenido de ocio, como Spotify o Netflix. La cifra cae al 21% si se trata de servicios educativos al 13%, si es por informarse suscribiéndose a periódicos

Todo bien, pero hay resistencia a pagar por los servicios.

Los usuarios digitales tampoco aceptan de buen grado la publicidad. Un tercio de los encuestados asegura que utiliza fórmulas para bloquear anuncios y frenar cookies cuando están online.

.