Menu Big Bang! News
Actualidad Comentarios en las redes

Misterio por un fuerte "olor a quemado" en la Ciudad y el Conurbano

Desde la madrugada circulan en Twitter todo tipo de comentarios sobre la presencia de un extraño olor del que no se conoce su origen. Los bomberos negaron focos de incendio activos.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Cerca de las dos de la mañana distintos usuarios de Twitter reportaron la presencia de un fuerte olor a quemado en Bario Norte, Flores, Constitución, Barracas, Caballito y Palermo. Luego se sumaron algunos de zona sur del Gran Buenos Aires, entre ellos, Lanús, Avellaneda, Bernal y Quilmes.

Vecinos de Bario Norte, Flores, Constitución, Barracas, Caballito y Palermo reportaron el olor.

Según publica el diario Clarín, los bomberos de San Telmo y Puerto Madero, que custodian la Reserva Ecológica, aseguraron que no habían recibido reportes de incendios en el área.

Un olor similar se sintió años atrás debido a focos intencionales en el Delta del Paraná, que también afectaron a distintos barrios del área metropolitana. En 2008, el problema se repitió durante los meses de abril, mayo, septiembre y noviembre.

 
 
 

En aquella oportunidad, se cerraron las rutas 9, 11 y 14 por la escasa visibilidad que provocaban los vientos del norte, al arrastrar una densa nube de humo desde pastizales incendiados, muchos de ellos en el sur de Entre Ríos y en las islas del Paraná.

La rotura de un caño de gas en Sucre y Cuba generó el año pasado una ola de mal olor que invadió la Ciudad.

Sin ir tan lejos, en agosto del año pasado, otro fuerte olor movilizó los comentarios en las redes sociales. Vecinos de distintos lugares de la zona norte porteña denunciaron alarmados que sus barrios estaban afectados por un fuerte olor que parecía ser gas o amoníaco. Desde el Gobierno porteño confirmaron la presencia de un aroma extraño en el aire y recomendaron cerrar puertas y ventanas para evitar la exposición.

Metrogas inspeccionó la zona y confirmó  en su momento que se debía la rotura de un caño maestro de gas de alta presión, en la esquina de Sucre y Cuba.