Menu Big Bang! News
Actualidad ESCUCHAS TELEFÓNICAS

"Se van a sorprender con los detalles", le prometió Nisman a Bullrich

La diputada del PRO reveló qué le dijo el fiscal en su última charla. El abogado de Lagomarsino volvió a negar un homicidio.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Alberto Nisman estaba convencido de que los servicios de inteligencia conocían cada uno de sus pasos. Tanto, que se lo dijo explícitamente a la diputada Patricia Bullrich, en la última comunicación que tuvieron antes de su muerte, el 18 de enero.

Bullrich conversó con el fiscal horas antes de su muerte.

“En la presentación de mañana se van a sorprender con el nivel de detalles”, le había prometido a la legisladora de Unión-PRO, a propósito de su frustrada participación en comisión de Legislación Penal de la Cámara baja. En esa sesión privada, Nisman pasaría ante los diputados una serie de grabaciones telefónicas con datos sobre su vida personal y familiar.

La jueza de la causa, Fabiana Palmaghini, pidió a la fiscal Viviana Fein que investigue si los espías argentinos colaboraron con los iraníes para vigilar a Nisman. Bullrich apoya ese camino. "Me pareció muy inteligente de su parte, porque es una línea de investigación muy seria y -sumado a lo de que las computadores de Nisman tuvieron actividad antes y después de su muerte- podemos encontrar ahí un hilo conductor".

RUSCONI INSISTE EN EL SUICIDIO

“Hoy no está probado nada que lleve a la hipótesis del homicidio. Si esto es cierto, lo que queda de resabio es la hipótesis del suicidio”, recordó Maximiliano Rusconi. El abogado de Diego Lagomarsino criticó “la sensación, como un deseo colectivo, de que esto sea otra cosa”.

En cambio, Rusconi volvió a apuntar contra Sandra Arroyo Salgado -jueza y ex esposa de Nisman- por reunir a un equipo de peritos médicos que “han tenido una actuación indecorosa”, sosteniendo hipótesis sin fundamentos científicos.

“NO TENÍA MÁS”           

En una semana movida en el caso Nisman, el juez federal Ariel Lijo afirmó que el fiscal no tenía pruebas adicionales para su denuncia contra la presidenta Cristina Fernández.

Lijo cree que el fiscal no tenía más pruebas contra Cristina.

Lijo y su hermano Alfredo habían declarado ante Fein por las múltiples comunicaciones detectadas con un teléfono de Nisman entre el 14 y el 18 de enero. El juez investigaba la denuncia por un supuesto plan para desvincular a los iraníes acusados por la voladura de la AMIA.

“En mi experiencia de haber trabajado con Nisman, cada vez que efectuaba una presentación, ya estaba bien elaborada, era la conclusión de su trabajo. Ya estaba completa”, evaluó Lijo. Ese razonamiento debilita la hipótesis de que el fiscal tenía varias pruebas para presentar después de su denuncia original. Antes del suicidio, Nisman “estaba como siempre”