Menu Big Bang! News
Actualidad Ni una menos

Un debate polémico: ¿todos los hombres son femicidas en potencia?

La peluquera Liliana Gotardo fue asesinada de nueve balazos y su ex marido fue detenido. En los últimos tres días hubo tres femicidios. ¿Femicida se nace o se hace? Opinan los expertos.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

A sangre fría. Así mataron a Liliana Gotardo, una peluquera de 51 años que fue asesinada de nueve balazos cuando salía de su peluquería, en San Miguel. El asesino escapó en moto con un cómplice. Por el femicidio hay un detenido: su ex marido, un suboficial del Ejército. Se habían separado hace dos meses.

Ocurrió en Paunero, entre España y Tribulato, en San Miguel. El principal sospechoso es Rodolfo Maguna. Con este caso hubo tres femicidios en las últimas 72 horas. El triste récord es que cada 24 horas mataron a una mujer. Las estadísticas generales hablan de un femicidio cada 30 horas. 

Gotardo tenía 51 años. Se había separado hace dos meses.

 

 

Los casos de femicidio no paran. Y la marcha de “Ni una menos” instaló el tema en la sociedad pero las cifras de víctimas aumentó. ¿Un femicida nace o se hace?

Muerte al macho

“Muerte al macho”. “Hay que matar a los feministas cuando nacen”. “Un macho muerto, un femicidio muerto”.  Esas fueron algunas de las consignas que se plantearon hace dos semanas en el Encuentro Nacional de Mujeres celebrado en Mar del Plata. “Es una locura decir que todos somos potenciales asesinos. Hay causas psicológicas, morales, sociales y hasta personales que actúan en la mente de una persona. Pero no todos son capaces de quitar una vida”, opinó Raúl Torre, crimonólogo y especialista en seguridad.

Muerte al macho. El #niunamenos generó un debate en la sociedad.

El psiquatra Enrique de Rosa se sumó al polémico debate y le dijo a BigBang que todos los hombres pueden ser femicidas potenciales: “La esencia de lo tanático es básica en el hombre al igual que lo erótico. Actúan en ambos casos factores, tanto externos como internos, que potencian, frenan o impiden. Estos factores son sociales, culturales -como el tabú, por ejemplo-, y neurobiológicos. Pero un día una persona por alguna o varias de estas razones ve liberado ese freno al impulso primario y realiza un pasaje del mundo imaginario a la realidad. Y se convierte en asesino”.

“La esencia de lo tanático es básica en el hombre al igual que lo erótico

Polémica científica

¿Un asesino nace o se hace? Es un interrogante que lleva cientos de años. Según publicó la BBC, el primer estudio con escaneo cerebral de asesinos fue realizado en California por el neurocientífico Adrian Raine. Durante años, el científico y su equipo escanearon los cerebros de decenas asesinos y casi todos mostraban cambios similares. Según el estudio, en esos cerebros había actividad reducida en el córtex prefrontal, el área del cerebro que controla los impulsos emocionales, y una sobreactivación de la amígdala cerebral, la zona que genera las emociones. “Al parecer los asesinos tienen cerebros que los hacen más proclives a la ira y el enfado y a la vez menos capaces de controlarse”, concluyó.  

El cerebro de un asesino, bajo estudio. Fuente: BBC en español.

Para el psiquiatra forense Miguel Maldonado, todos los hombres pueden llegar a ser femicidas. “Incluso las mujeres también pueden llegar a matar. Nadie está a salvo de ese fantasma. Incluso hombres que parecían inofensivos, incapaces de matar, llegaron a matar”.