Menu Big Bang! News
Actualidad archivo en peligro

¿Wikipedia se queda sin fotos de la historia argentina?

Un proyecto de la diputada Liliana Mazure, que contempla cambios en la vigencia de los derechos de autor, podría obligar a bajar buena parte de las imágenes que la enciclopedia global publica sobre nuestro país.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Un proyecto de la diputada Liliana Mazure (Frente para la Voctoria) podría dejar sin la mayoría de sus fotos históricas sobre el país a la enciclopedia global Wikipedia.

Así lo plantea la asociación civil Wikimedia Argentina, en un comunicado que expresa su preocupación por la iniciativa que busca extender el derecho de autor sobre las fotografías, de los actuales 20 años desde la publicación, a 70 desde su muerte.

El archivo de Wikipedia, en peligro.

“En lugar de empoderar a los trabajadores fotográficos —frente a las editoriales o los grandes medios comerciales, por ejemplo—, la reforma pone en peligro cientos de miles de fotografías históricas que pasarían con efecto retroactivo al dominio privado”, critica el texto. “Una fotografía de Gardel de los años 30 podría pasar a ser propiedad discrecional de un heredero, que decidiría en todo caso si permite reproducirla, a qué costo y con qué condiciones”.

Wikimedia alerta sobre la posible pérdida del banco de imágenes.

La norma actual, explica Wikimedia, considera plazos mediante los cuales “los autores han obtenido ya un rédito razonable. Extender la propiedad a 70 años tras su muerte supone que los herederos lucren a costa del derecho al acceso a la cultura”.

Cambios sustanciales en el proyecto de Mazure.

En caso de avanzar la idea, Wikipedia debería “borrar prácticamente todas sus fotos de historia del siglo XX”: “los paisajes urbanos, el tango, los ferrocarriles, el deporte, el rock nacional, el peronismo, las dictaduras militares y la lucha de los organismos de DD.HH”.

El Archivo General, también involucrado.

La asociación plantea que “hasta el Archivo General de la Nación pasaría a la ilegalidad y 40 millones de argentinos quedarían sin acceso a su memoria histórica”.