Menu Big Bang! News
Comunidad Shakespeare fumaría, ellos lo confirman

Los famosos y su consumo de marihuana

Mientras se evalúa si el creador de Romeo y Julieta consumía cannabis, los famosos argentinos no tiene problema en admitir su consumo de marihuana.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Este año surgió una polémica tras el hallazgo de restos de marihuana en una pipa que sería de Williams Shakespeare. Si bien no sería la primero ni la última personalidad que consuma la planta prohibida en Argentina, muchos artistas locales admiten los beneficios que encontraron en ella. 

En la revista THC del mes pasado habló Sebastián Ortega, el productor televisivo que utilizó como recurso incorporar a la marihuana dentro de una novela como parte del consumo de los personajes, sin que sea el conflicto de la ficción, asumió que gracias a esta planta “se conoció a él mismo”. 

Sebastián Ortega y su alma churrera al desnudo 

Sin dar vueltas, contó que consume junto a amigos y que “fumar cannabis es un ritual”.  “Me conocí, me vi de otra manera, y me siento muy bien al hacerlo”, resume.

Otros famosos también hacen uso de la planta y en distintos medios fueron confesando lo que es un “secreto a voces”. Desde Ricardo Darín quién asumió que consume con su familia de vez en cuando un cigarrillo verde, como así también Diego Torres y Andrés Calamaro cuentan su consumo habitual. 

 

 

En cambio, alguno siguen evitando ser vinculados al tema como Karina Jelinek que lo vincula a una actitud adolescente que ya no comete. También están los que cuestionan su uso, como Georgina Barbarrosa que asegura que no sirve de nada por dejar a las personas “como tontas” y critica que no se explique que su ingesta diaria “quema las neuronas”.

En el caso de Soledad Silveyra, sin defender a la planta pero tampoco sin castigarla, reconoce que su consumo es muy esporádico porque “queda sin poder coordinar nada cuando está bajo los efectos del cannabis”. 

Muy lejos de ser fans de los “churros”, Fernán Mirás y Enrique Pinti asumen su aceptación pero no fuman hierba pese a que muchos, según le dicen, creyeron que eran consumidores habituales. “Por haber personificado a Tanguito, muchos creen que fumo y nada que ver”, dice Mirás.

Moria nunca ocultó su consumo

Ella no da vueltas para hablar del tema. La “one” Moria Casán contó que la marihuana la relaja y la hace sentir una geisha. “Lo hago de vez en cuando. Probé de todo y si no hubiera sabido manejar hubiera estado quemada”, dijo en una entrevista donde además sumó que “un porrito de vez en cuando le cae divino”. 

Entre sus anécdotas con el consumo se conoció que en una cena con amigos, Moria luego de fumar mordió una vela blanca pensando que era chocolate blanco. 

Miley Cyrus y su constante consumo en los show

Algunas personas lo consideran apología, ella asegura que es romper con prejuicios. La ex chica Disney, Miley Cyrus consume marihuana en sus recitales e incluso se muestra en las redes sociales realizando sus actividades cotidiana con su cigarrillo de hierba cannábica. 

 

LOL ������☀️��✅

Una foto publicada por Miley Cyrus (@mileycyrus) el

El caso de Mike Amigorena es distinto. El actor asume que con la planta puede ser más él y no hace otras cosas bajo sus efectos. En una entrevista que realizó a la THC la definió como una “plata hábil”. 
“La planta potencia lo que sos”, asegura y coincide con la idea de “dejarse ser” post consumo de cannabis.
“Cuando estas fumado estas evaluando la realidad de un punto de vista diferente al tuyo. Cuando fumo cannabis me gusta colgarme con El Gourmet. Una peli no la agarro. Como que te acentúa lo que sos. La planta es hábil, te potencia lo que sos. Hoy estoy ordinario, porque estoy fumando pasto ordinario. No consigo bueno y cultivar me da fiaca”, agregó en otro tramo de la nota. 
 
 
Mike dice que como “tomo un cortado, me fumo un porro. Son gustos”.

A su vez, Amigorena asume que tuvo un pasado más “fumón” y que trabajó “fumado”. “Filmé cosas fumado, como el piloto de Los Exitosos Pells, con Luis Ortega. La pasamos muy bien, estábamos un poco colgados pero no fue un papelón”, dijo y finalizó con una frase: “Me tomo un cortado, me fumo un porro. Son gustos”. 

Calamaro es uno de los músicos que pregona por la legalización de la planta

La polémica si se despertó cuando Dolores Fonzi asumió que hace todo fumada y que consume hierba hace más de 20 años. “Comprendo que hay gente a la que la marihuana puede no ayudarle. Yo en su momento la usé para abrirme y como eso ya sucedió, ahora la dosifico, la uso para relajarme. Es como la copa de vino que saboreamos”, explicó pero cuando habló de sus hijos y el consumo explotó en los medios el debate sobre su correcto manejo como madre. 

Hago todo lo que tengo que hacer durante el día. Llevo a los chicos al jardín, les doy de comer, los baño, los tengo cenados, entonces ahí me fumo una pitada y es como el momento de cortar con las obligaciones cotidianas. La uso para leer, ver una peli o dormir", aseguró Dolores, en pareja con el actor mexicano Gael García Bernal.

 

La llamativo de las declaraciones de las personalidades y figuras reconocidas son las efectuadas por los que tienen algún tipo de ingerencia sobre la legalización de la misma. Como por ejemplo, el juez de la Corte Suprema de Justicia Eugenio Zaffaroni quién impulsa la despenalización de la tenencia para consumo personal.

"Si lleva un porro encima, no tiene que demostrar nada. No hay afectación del bien jurídico, pero si lo que llevás es medio kilo, sí. porque genera un riesgo de distribución", señaló en declaraciones a la revista THC. El magistrado a su vez sostuvo que "nadie puede ordenar un allanamiento por un porro o una planta" y sólo se puede hacer ese procedimiento cuando haya "un indicio serio de delito". 

Además, Zaffaroni se refirió al caso de que una persona esté sola en una plaza y un policía lo encuentre fumando y el juez sostuvo que para él "ahí no hay proselitismo". "Es lo mismo que tener un porro, una macetita se puede tener", afirmó. 

 

Es lo mismo que tener un porro, una macetita se puede tener", afirmó Zaffaroni.