Menu Big Bang! News

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

ROME (AP) — El número uno del mundo, Novak Djokovic, mejoró sus credenciales sobre arcilla una semana antes de Roland Garros, al obtener un triunfo convincente el domingo por 6-4, 6-3 sobre Roger Federer y conseguir su cuarto título en el Masters de Roma.

Djokovic alargó a 22 su racha de triunfos al mostrarse demasiado consistente y rápido para el suizo, que nunca ha conseguido el campeonato en el Foro Itálico en 15 apariciones.

"Fue una gran semana y hoy jugué mi mejor partido", dijo Djokovic en italiano a la afición. "Siempre es un placer jugar ante Roger y obviamente estoy muy contento. ... Junto con 2011, este es el mejor año de mi carrera. No sé cómo continuar en Roland Garros, pero evidentemente estoy muy confiado. Espero seguir así".

Djokovic tuvo una devolución espectacular para abrir camino al quiebre decisivo al final del primer set y luego rompió a inicios del segundo parcial.

El partido duró apenas 75 minutos.

"Novak estuvo demasiado fuerte hoy", comentó Federer.

                                     Mirá el festejo casi accidentado del serbio:

 

En la rama femenil, la rusa Maria Sharapova vino de atrás para imponerse a la española Carla Suárez Navarro el domingo por 4-6, 7-5 y 6-1 y obtener su tercer título del Masters de Roma.

El triunfo le da a Sharapova la confianza sobre arcilla en su preparación para intentar defender su título en Roland Garros, que inicia el próximo fin de semana.

El Abierto de Francia es el único Grand Slam que no ha ganado el serbio, pero entrará a la edición de este año como el principal favorito ante el mal momento de Rafael Nadal.

Djokovic también obtuvo el campeonato en Roma en 2008, 2011 y el año pasado.

Con las temperaturas por encima de los 30 grados Celsius (90 Fahrenheit) en el Foro Itálico, Djokovic ganó la mayoría de los intercambios largos.

El primer set se decidió por unos cuantos puntos. Arriba 5-4, Djokovic consiguió una espectacular devolución de derecha cruzada que cayó justo en la línea para conseguir un punto de rompimiento que capitalizó cuando el revés del suizo se quedó en la red.

Los primeros dos títulos de Sharapova en Roma vinieron en años consecutivos en 2011 y 2012.

"Siempre es una victoria especial", dijo Sharapova durante la premiación. "No es la primera vez, pero cuando vuelvo a cargar este trofeo me vienen a la mente recuerdos de aquella primera vez.

Sharapova batalló por largos estrechos para descifrar los efectos de la española, pero una vez que la rusa comenzó a recortar la cancha y atacar el servicio de Suárez Navarro, tomó el control del juego.

El partido duró más de dos horas y media y Sharapova consiguió 39 tiros ganadores por apenas 12 de su rival.