Menu Big Bang! News
Deportes Fútbol

Era una jodita: el insólito "refuerzo" twittero de River

Una broma armada por dos amigos en Twitter llegó lejos y el desconocido Ariel Mantelman fue anunciado como la primera incorporación del 2016 de River. Pronto se develó la “jodita” detrás de la noticia.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

En la noche del domingo, el universo River estalló con el anuncio del primer refuerzo de la temporada 2016. Lo extraño era que el jugador en cuestión era prácticamente un desconocido: Ariel Mantelman, quien según se decía provenía de las inferiores del humilde Villa Lynch

Con el correr de las horas, el tema se terminó develando como lo que que realmente era: una broma diseñada por Andrés Loredo, amigo de Mantelman. El muchacho armó una imagen vía Photoshop que mostraba a Ariel firmando papeles delante de Rodolfo D’Onofrio, presidente del “Millo”, y lo anunció como refuerzo en Twitter. Los retuits hicieron el resto y pronto los seguidores comenzaron a hacerse eco de esta “incorporación” con sorpresa e incluso ira. 

 

Y no sólo los hinchas creyeron la broma. Varias cuentas partidarias de River e incluso algunos medios web también “cayeron” y se hicieron eco de la noticia, aunque algunos borraron el anuncio una vez descubierta la “joda”.
 

 

Captura de la cuenta de Twitter de Fichajes Fútbol, que luego borró el tuit.

 

 “Andrés trabaja muy bien con esas cosas y lo hizo usando la foto de mi firma del civil de cuando me casé a mitad de año”, le contó Mantelman a BigBang, agregando que “no esperaba ni de casualidad” la repercusión que tuvo la broma. 

“Al principio no lo levantaba nadie, sólo amigos que sabían que era chiste. Pero me empezaron a llegar menciones de a centenares, también mensajes privados de chicos, chicas y gente que quería camisetas. Hasta un chico hincha de Banfield abriéndome las puertas para jugar ahi. También periodistas radiales que querían sacarme al aire”, agregó.

“Fue rarísimo, divertido, y a la vez me puso en la piel de lo que siempre soñé”, valoró Mantelman, hincha fanático del club de Núñez. “Jugué en equipos de chico pero nunca seguí, aunque toda mi vida soñé con jugar al fútbol. Y mas en River: vengo de verlo en Japón y daría cualquier cosa por vivir eso. Todo esto, salvando las -bastantes- diferencias, fue vivir en carne propia esa locura un par de horas”.