Menu Big Bang! News
Deportes Rumbo a Rusia 2018

¿Ocaso o mala racha? Por qué esta Selección no le gusta a nadie

El seleccionado piensa en Paraguay con la idea de sumar de a tres para no quedar lejos de los puestos de clasificación en las Eliminatorias. ¿Por qué el equipo no rinde como en el Mundial de Brasil? ¿El responsable es Gerardo Martino?

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Gerardo Martino vive sus horas más difíciles al frente del seleccionado. La dura derrota ante Ecuador, la primera en la historia como local y después de 22 años invicto en el Monumental, puso en jaque la relación del rosarino con la gente. El martes enfrentará a Paraguay desde las 21, en Asunción. 

El Tata asumió en agosto de 2014, lleva 17 partidos, con diez triunfos, cuatro empates y tres derrotas.

Martino reconoció que el equipo no jugó bien ante Ecuador. 

El mejor resultado, triunfo sobre Alemania, actual campeón del Mundo, en su debut. Perdió ante Brasil y Portugal, y cayó por penales ante Chile en la final de la Copa América. Su corto ciclo empieza a cuestionarse, más aún con el mal arranque de Eliminatorias.

Pero, ¿cuáles son los puntos fuertes y débiles de un equipo que perdió crédito con el hincha?

Desde 1993 que el seleccionado argentino no gana un título oficial a nivel mayores. Después de varios fracasos en mundiales y Copas América, esa distancia con el público logró acortarla con el segundo puesto en Brasil 2014.

Ecuador ganó por primera vez en el Monumental ante la Selección. 

Martino llegó con un gran consenso luego del buen Mundial de los jugadores. Alejandro Sabella no decidió continuar y después de su paso por Barcelona, poco exitoso, fue el indicado para buscar el éxito que es esquivo para el fútbol argentino.

El equipo muestra desorden y anarquía futbolística. El entrenador “siempre elogió en público el trabajo de Sabella”, pero en la práctica cambió y mucho con respecto a la fórmula aplicada por el DT con pasado pincharrata.

Javier Pastore, la gran apuesta de Martino, no ha lucido su regularidad. 

El mayor cambio que introdujo el Tata fue el regreso de Carlos Tevez tras tres años y medio fuera de un grupo, que “no bancaba” a Carlitos y que ahora “cedió” ante el nuevo llamado. El ahora jugador de Boca “se bancó su regreso soñado” siendo suplente  y entrando algunos minutos en amistosos y en la reciente Copa América, sin jugar en la final ante Chile.

Igualmente no se siente cómodo en el puesto de centrodelantero en el que Martino lo usa. “Me siento más cómodo como segunda punta”, reconoció el jugador en el la última conferencia de prensa.

Martino apostará por Tevez el martes ante Paraguay. 

El mayor elogio que recibió el ciclo de Sabella fue la “solidez defensiva” que encontró el equipo en el Mundial. Martino cambió las piezas y el modo de juego, de una manera abrupta.

Por ejemplo, en la defensa no hay continuidad de nombres. Pablo Zabaleta, Martín Demichelis, Ezequiel Garay y Marcos Rojo, fue un cuarteto efectivo en la Copa del Mundo.

Ante Ecuador Facundo Roncaglia reemplazó a Zabaleta, Nicolás Otamendi a Demichelis, y Ezequiel Garay juega, pero algunas decisiones extra futbolísticas del defensor como de Gonzalo Higuaín, molestaron al técnico que los tienen en cuenta, pero con asteriscos. El marcador central será baja ante Paraguay, porque nacerá su hijo. Ramiro Funes Mori lo reemplazaría. 

Los goles de Ecuador

Marcos Rojo, afuera por una decisión del Manchester United, es considerado importante para el esquema. En su lugar jugó Emmanuel Mas, con una floja actuación. 

En el mediocampo, el gran cambio es el ingreso de Javier Pastore para la creación de fútbol y tenencia de pelota. El jugador del PSG es la gran apuesta del Tata pero hasta ahora, una incógnita sin respuestas efectivas. Salvo algunos partidos de la Copa América, su buen rendimiento no explotó.

El seleccionado está muy lejos de lograr el buen rendimiento en Brasil 2014. 

Está claro que lo más positivo del entrenador es que sostiene una idea de juego colectivo que intenta llevar a la práctica, pero que no ha podido profundizar.

Todavía “su mano” no se ve. Sí se advierte que “sus cambios de juego” hicieron retroceder la efectividad defensiva y goleadora que tuvo el ciclo de Sabella. 76 goles a favor, y 33 en contra. 26 triunfos y solo 5 derrotas.

Sabella logró el subcampenato mundial y se alejó del seleccionado. 

La baja de Lionel Messi, que se recupera de la rotura del ligamento colateral de la rodilla izquierda, y el reciente desgarro de Sergio Agüero, condicionan el juego que pretende Martino. Para colmo, también fue descartado Lucas Biglia con un problema muscular. 

Ante Paraguay deberá sacar chapa y lograr un triunfo para acomodar el “cómo” que por ahora es flojo. No jugó bien, y encima perdió. El resultado avala lo otro, pero el camino es importante, y por ahora transita por un terreno de espinas. Martino está a tiempo, pero crédito “no sobra”.