Menu Big Bang! News
Show ¿Acoso sexual?

¿Acoso sexual? Madonna le bajó el top a una fanática sobre el escenario

La cantante volvió a llamar la atención en su gira musical "Rebel Heart". Esta vez, lo hizo por bajarle el vestido a una de sus fans dejando su pecho totalmente al descubierto. "Oh, cielos. Eso es acoso sexual", dijo Madonna. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Madonna volvió a estar en boca de todos. Esta vez no fue por la “batalla” legal que tiene con su ex marido, el director de cine británico Guy Ritchie, por la tenencia de su hijo Rocco, de 15 años. Sino por su última presentación en vivo, donde dejó semidesnuda sobre el escenario a una fanática

En su último recital, ocurrido en Brisbane, Australia, la cantante de 57 años se convirtió en el centro de la polémica al subir al escenario a una fanática de 17 años. La fan llamada Josephine Georgiou comenzó a recibir todo tipo de elogios por su cuerpo.

"Es el tipo de chica a la que te dan ganas de palmearle la cola”, dijo Madonna, y luego le bajó el top dejando al descubierto sus pechos.

 

 

"Oh, cielos. Eso es acoso sexual", afirmó la “Reina del Pop” al darse cuenta de lo que había hecho y agregó mientras apuntaba a su entrepierna: "Puedes hacerme lo mismo a mí si quieres".

Este hecho generó un gran revuelo y críticas entre los presentes. Sin embargo, la fanática no se mostró enojada ni avergonzada con la situación que acababa de vivir.

"Sólo yo puedo decidir si fui humillada o no”. ¿Por qué la gente asume que puedo sentirme humillada por mi propio seno, pezón o cuerpo?", justificó la joven. "No sabía que mi pecho significara tanto. No fue nada para mí",  aseguró la joven al periódico Courier Mail.

Algunos medios aseguran que los problemas judiciales de la artista con su ex provocaron que “vuelva a caer en los excesos del alcohol”.

La gira de Madonna “Rebel Heart” no deja de generar polémica debido al comportamiento de la cantante y a los retrasos con los que comenzó varios de sus espectáculos. Este miércoles se subió al escenario con más de dos horas de retraso y algunos aseguran que se habría presentado ebria en dos recitales que dio en Melbourne, el 10 y el 12 de marzo.