Menu Big Bang! News
Show Cada vez le duran menos

Otra vez soltera: la maldición amorosa de la China Suárez

La actriz anunció su ruptura con el modelo brasilero Marlon Teixeira, con quien salía desde hace sólo dos meses. De “Tacho” Riera a David Bisbal, el polémico prontuario amoroso de una de las más lindas del país.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Tiene una de las caras más lindas del ambiente. Es joven, talentosa e independiente. Sin embargo, a Eugenia “la China” Suárez cada vez le cuesta más mantener las relaciones amorosas. De “Tacho” Riera a Marlon Teixeira.

Los nenes me encantaban desde que tenía cuatro años, pero el problema es que era re pesada: me les colgaba encima. Era terrible”, reconoció la actriz en 2009  y, además, aclaró que por ese entonces ya había superado los diez novios oficiales.

Primer amor, de la mano de Cris Morena

Aunque su debut actoral fue en 2003 con la tira Floricienta, la rubia encontraría a su primer amor cuatro años más tarde en el elenco de Casi Ángeles. La joven, de por entonces 15 años quemaba sus primeras armas con un mega éxito televisivo, disfrutaba en los pasillos del romance oculto con su compañero, Nicolás “Tacho” Riera.

El romance comenzó con las grabaciones de la tira y se incrementó conforme pasaron los años. “Íbamos a destiempo con la novela. Nuestros personajes se peleaban y nosotros estábamos enganchados”, reconoció Riera, años después de que se conociera la relación por un “fallido” de Suárez.

Las giras de la banda Teen Angels y oficiaron también de espacio ideal para que los jóvenes disfrutaran de un noviazgo a escondidas, amparados y cuidados por todos sus compañeros de elenco.

Nacho Viale, el ingreso en el clan Legrand Tinayre

Pero la historia no tuvo un final feliz. Cerca del final de la tira, la rubia sucumbió ante los encantos de Nacho Viale y, a diferencia de la estrategia que aplicó con Riera, esta vez el blanqueo fue inmediato.

La pareja salió sólo un año, pero ella aseguró que él era el hombre de su vida.

La verdad es que no me molesta ni me beneficia que sea el nieto de Mirtha Legrand. Yo estoy de novia con Nacho, no con su familia. Pero todos me recibieron muy bien y estoy súper contenta”, destacaba en su momento.

El romance prosperó al punto de que la rubia pasó un verano en la casona que la “Chiqui” tiene en Punta del Este junto a todo el clan familiar. “Con Nacho tenemos muchos valores en común. Además, los dos tenemos caracteres muy fuerte, aunque yo soy un poco más tranquila y él es de sacarse”, explicaba.

Juanita se hizo íntima de la actriz y Mirtha la recibió con los brazos abiertos.

Adentrada en el décimo mes de la relación, la actriz disfrutaba de lo solicitada que estaba por las principales revistas luego de sumarse al histórico clan televisivo. Y, para deleite del archivo, deslizaba frases como: “Nacho es el hombre de mi vida y quiero ser mamá joven”.

Casi sin darse cuenta, Eugenia anunciaba lo que sucedería un año después, cuando su paso por la tira Los Únicos le presentara a Nicolás Cabré, hoy padre de su hija Rufina. Aunque reconoció haber sido ella quien “dejó” a Viale, la rubia nunca confirmó las fuertes versiones que aseguran que, al menos por un tiempo, existió un polémico triángulo amoroso.

Hice el duelo antes de cortar. Al final nos peleábamos mucho y a mí no me gusta el conflicto. No era feliz y lo detecté a tiempo. Cuando empecé a sentirme incómoda, en un lugar en el que no encajaba o que no me gustaba, supe lo que tenía que hacer. Apenas sentí que me empecé a apagar, que todo me ponía mal, me dije: ‘Ya está, se acabó. Tengo 20 años’”, justificó.

Pero el “divorcio” de los Legrand-Tinayre no sería tan sencillo. La actriz fue vetada durante años de la mesa televisiva de la “Chiqui”, quien confesó públicamente su malestar por el modo en el que la rubia trató a su nieto. “No la invitaría a mi programa, de ninguna manera”, dijo en 2011.

El público se renueva y Mirtha no pudo cumplir con su promesa. En mayo, casi tres años después de la separación, la “China” fue al programa para promocionar su primera película, Abzurdah. Y, aunque esquivó con altura todos los disparos de la abuela de su ex, hubo uno que quedó para la historia de la televisión.

¿Hiciste sufrir a alguien por amor?”, indagó Mirtha. Ella, sonriente, le respondió: “Seguramente, no adrede, pero sí. No soy brava, tengo carácter y a veces soy un poco cruda. Siempre digo lo que pienso. Lo bueno que tengo es que sé pedir perdón”.

Nicolás Cabré, de la infancia a la maternidad

Las paradojas del destino hicieron que fuera el papel que Nacho Viale peleó para ella en Los Únicos el que introdujera a Cabré en su vida. Después de cuatro meses de ocultarse, la actriz blanqueó la relación en la obra de teatro de su amigo, Jey Mammon: “Gusto bastante de Nico, estoy enamorada”.

No me dio miedo. Soy muy segura de mí misma. Yo también tuve muchos novios, desde los doce años. Tengo 20 y tuve seis. Es la fama que tiene él. La verdad es que me enamoré tanto que no lo pensé. Es la relación más segura en la que estuve”, advirtió.

El polémico divorcio de Cabré y Eugenia Tobal no hizo más que condimentar la novela que ocupó cientos de tapas de revistas. “No importa desde hace cuánto que salimos. Lo que está pasando con Eugenia no me molesta, porque no es nada mío. No me importa Eugenia, no es ninguna traba. Nunca fui su amiga. ¿No está divorciado? Cuando uno se separa, más allá de un papel, se separa y es libre”, sentenció.

El romance comenzó detrás de cámaras y, según la “China”, fue el malhumor de Cabré lo que la enamoró. “Le saqué la ficha al toque. Y eso que cuando trabajábamos juntos no me hablaba. Lo veía tranquilo y me generaba intriga: no sabía si estaba triste, si le pasaba algo. A mí nunca me llamaron la atención los simpáticos que están siempre de buen humor. Esa energía no me gusta. Me gusta la gente que me genera misterio”, reconoció.

Cuatro meses después del blanqueo, Eugenia se enteró de que estaba embarazada. “Siempre, desde que era chica, me preguntaban qué quería ser y yo decía: ‘Mamá’. Quiero perros y bebés. Quiero tener una familia grande, pero eso lo vamos a ver con el tiempo. Yo me quería casar a los 18 años y tener hijos a los 20, 21. En la época de mi mamá, era normal tener hijos a esta edad. Después la mujer quiso estudiar, terminar su carrera, trabajar. Pero yo quiero mi familia con mis hijos”, justificaba en su momento.

Cuatro meses después del nacimiento de la beba, la pareja anunció su separación. La única en el historial de Cabré que culminó, al menos hacia el afuera, en buenos términos, pese a que en los últimos meses se lo había vinculado con sus por entonces compañeras de elenco Calu Rivero y Agustina Cherri.

Uno quiere estar para toda la vida con el padre de sus hijos y me hubiese gustado que funcionara, sufrí mucho la separación. Pero tampoco me enrosqué mucho, ni me di la cabeza contra la pared. Siempre supe que las cosas pasan por algo y que el tiempo juega a mi favor. Me tuve que separar y me separé. Tendré que explicárselo a mi hija con total naturalidad, como me lo explicaron mis viejos a mí”, confesó, aunque la soltería, una vez más, le duraría poco.

David Bisbal, amor a la española

En junio de 2014, sólo siete meses después de confirmar su separación, David Bisbal la convocó para protagonizar el video Hoy. La pareja, que se había conocido semanas antes en un recital que el español brindó en el país, pasó todo el fin de semana de grabación encerrada en una habitación del hotel Nordelta. El amor ya se había consumado.

“No me da miedo arrancar de nuevo. Él me da mucha confianza y me pasó, no fue algo que yo estaba buscando. Nos conocimos, a mí ya me encantaba su música desde antes, lo admiro mucho. Necesito admirar a la persona que tengo al lado. Es un pibe que se hizo desde abajo y sigue teniendo a los mismos amigos de siempre”, destacó.

Aunque se llegó a especular con la posibilidad de que la rubia se podría llegar a instalar junto a su hija en España, la relación duró sólo un año y culminó en medio de fuertes rumores de infidelidad. “Estoy muy tranquila, disfrutando de mi hija y de mi carrera. No es mi estilo aclarar nada, pero no existió ninguna infidelidad. No inventen”, defendió desde las redes sociales.

Marlon Teixeira, el desembarco del garoto

En agosto de este año, la “China” viajó a Nueva York junto a su amiga, la modelo Agustina Córdova, quien se acababa de separar de Gastón Soffritti. Solteras y con ganas de divertirse, no dudaron a la hora de sumar a sus fiestas a Marlon Teixeira, un reconocido modelo brasilero que había trabajado en una campaña con la morocha.

La pasión se encendió en cuestión de días y, aunque la rubia regresó una semana después a su casona de Pilar, el coqueteo siguió por redes sociales. Además de seguirse en Twitter e Instagram, la modelo y el actor se regalaron “likes” hasta el segundo encuentro, que tuvo lugar en Brasil.

 

Eu tein saudade di voce . ��✨

Una foto publicada por China Suarez (@enchinadaok) el

Eugenia asistió en septiembre para celebrar el cumpleaños del modelo y compartió varios días con sus amigos, quienes la recibieron con los brazos tendidos. Sin embargo, la pareja no sólo no aclaró su situación ante los medios, sino que se encargó de desmentirla. “No puedo tener una relación estable con esta profesión”, esquivaba el garoto.

El amor acelerado pudo más y la confirmación llegó días después desde el Instagram de Teixeira, en donde la pareja publicó su primera foto. La “China”, un poco más cauta, hizo lo propio la semana pasada y subió otra postal, esta vez abrazados en una cama. Lo que sucedió en los últimos días es, hasta ahora, un misterio.

“Estoy soltera”, advirtió en las últimas horas la rubia a la revista Caras, luego de publicar un polémico mensaje de desamor en el que le dedicó algunas chicanas a su ahora ex novio. “Quien te ama, no te hace llorar. Quien te ama, no te genera inseguridad. Quien te ama, atraviesa cualquier oscuridad abrazándote bien fuerte. Quien te ama, te acepta como sos. Quien te ama, se acuesta a tu lado sin pedirte que te levantes. Quien te ama, te acompaña”.