Menu Big Bang! News
Show éxito en norteamérica

Platinada: Mónica Ayos, la reina del culebrón que sorprende a México

La argentina, instalada en el país azteca hace años, protagoniza una novela para Televisa y no para de sorprender con desopilantes escenas. A pesar de estar lejos, no se olvida de sus raíces y divierte a sus fanáticos.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Mónica Ayos (41), la actriz que está instalada en México desde 2011 por temas laborales, no para de sorprender a todos los ciudadanos aztecas con su talento.

Es que la argentina está realizando una novela donde realiza desopilantes escenas con un personaje de villana que “enamora” a los televidentes.

La argentina se fue a México para continuar su carrera artística.

Actualmente encarna al personaje de Valeria Iribarren, en la novela “Antes muerta que Lichita”. El papel que le tocó realizar es el de una mujer sofisticada, con un buen “porvenir” y con un gran sentido del humor, que tiene una hija llama Luciana (la actriz Ingrid Martz).

El detalle que le gustó a Mónica es que su personaje encarna a una argentina, hija de padres ricos. De esta manera, no tiene que modificar su tonada y puede hablar con el acento “argento” que la caracteriza.

 

Y se supo la verdad #Valeria #detoledoymondragon #AMQLichita #lichita

Un vídeo publicado por Monica Ayos (@monicaayos) el

 

#Valeria se confiesa en modo terapia #AMQLichita #televisa #telenovelas #actrizargentina #monicaayos

Un vídeo publicado por Monica Ayos (@monicaayos) el

La argentina no sólo asombra por su gran interpretación en la novela, sino que también llamó la atención de todos los televidentes por su nuevo look: es que cambió su increíble pelo largo con rulos por una peluca “corte carré”, rubio platinado

 

#Escenas de #AMQLichita ayer #Luciana #Valeria #Televisa #telenovelasmexicanas #monicaayos

Un vídeo publicado por Monica Ayos (@monicaayos) el

 

En diálogo con Moskita Muerta (Por si las moscas - La Once Diez), la actriz contó los detalles: “Me querían con un look diferente para la nueva telenovela, pero yo estaba por hacer una publicidad de champú y otra de tintura. Entonces la idea era no hacer un cambio tan drástico para cuidar esa parte del negocio”.

Su vida actoral

Mónica empezó su vida actoral a los 11 años y debutó como bailarina de tango a los 12. Pero su explosión laboral se generó en el 2000, cuando se dedicó de lleno a la actuación en cine, teatro y televisión.

Su papel en “Sos mi vida”:

En esos años fue reconocida por sus exitosos papeles en Amor en custodia (Isabella) y Sos mi vida (Nilda "La Turca" Yadhur).

Su vida privada

La rubia está en pareja con Diego Olivera (47) desde el 2001. El actor supo desarrollar y consolidar su carrera en México; está instalado en el país azteca desde el 2006, cuando encarnó el personaje de Santiago Díaz Herrera en Montecristo (versión mexicana).

Los actores contaron su vida en el programa Pura Química:

Por esta razón, Mónica tuvo que pasar varios años de su vida “arriba de un avión”: desde el 2006 hasta el 2011 viajó constantemente para visitar a su pareja (que en el 2009 estuvo en Argentina para protagonizar la telenovela “Herencia de amor”).

En el 2011, Mónica habló con La Nación y expresó su nostalgia por estar lejos del país que la vio nacer: “A México lo siento muy familiar y soy muy feliz en esta etapa de mi vida y mi carrera. Pero lógicamente amo mi país, y amo todo el camino recorrido allí”.

Los actores están en pareja desde el 2001.

Y continuó: “Sus calles, los asaditos, mi gente, mi familia, mi abuela Juana, mi mamá. Ir a la esquina del viejo almacén a llevarle una flor a mi viejo (que descansa allí junto a una placa homenaje). Cada canal que pisé, cada compañero con el que laburé. Pero confieso: lo que más me cuesta no ver cada mañana es mi jardín, aquellos árboles que yo misma planté, las semillas sembradas y el gajito que asoma. Cuidé mucho de ellas, las vi crecer, las cuidé de las heladas”.

Sus grandes amores

La artista no estuvo sola en este duro transcurso de su vida. En el camino la acompañaron sus dos hijos: Federico Ayos (que comparte con el bailarín Mario Valencia), de 23 años y Victoria Olivera (que tuvo con el actor), de 12 años.

La actriz junto a sus hijos, Federico y Victoria.

En diálogo con el mismo medio, confesó el temor que tuvo de que sus hijos no se adapten al país azteca: “Al principio era todo nuevo, pero al cabo de unas pocas semanas me di cuenta que mis hijos se adaptaron perfectamente. ¡Fue mucho más rápido y natural de lo que esperaba! Estamos los cuatro juntos”.