Menu Big Bang! News
Las amó en vida y las inmortalizó con su música.

Las amó en vida y las inmortalizó con su música.

Show Amores amarillos

Rebeldes y enigmáticas: las mujeres de Gustavo

Rock, excesos y amor. Gustavo Cerati hubiera cumplido ayer 56 años y, aunque vivió la mayor parte de su vida delante de las cámaras, todavía quedan muchos secretos guardados, como el de María Carámbula. En especial, aquellos ligados a su esfera personal.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

En las últimas horas y en medio de la vorágine de homenajes que inundaron las redes sociales, María Carámbula reveló su hasta ahora secreta relación con el ex Soda Stéreo. “Lo conocí cuando tenía 15 años (y él 25). ¡No existía Facebook! Me volvía loca. Salimos casi un año, pero ya no me creía el cuento porque él tenía una novia. Me decía: ‘Hoy la dejo, María’. Después volvía y me decía: ‘No pude, mañana’”, reveló con humor y nostalgia en el ciclo radial de Elizabeth Vernaci.

Carámbula y Cerati salieron durante un año. Ella tenía 15 años y él 25. Nunca la oficializó.

Por ese entonces, el músico ya estaba en pareja con la diseñadora Belén Edwards, a quien en 1987 convertiría en su mujer. Del matrimonio, que duró sólo dos años, se sabe poco y nada. Fueron reducidas las veces que Cerati se mostró en pareja, aunque el mismo año que dieron el “sí” la llevó al Festival de Viña del Mar, en Chile.

Las dos fechas de Soda en Quinta Vergara le depararon, aunque por ese entonces no lo sabía, otro golpe de destino. Y es que el 12 de febrero, cuando la banda porteña se presentaba en Quinta Vergara, Cecilia Amenábar, de por entonces 14 años, lo arengaba a su futuro marido desde las gradas.

La pareja se casó en 1993 en Chile, tras sólo seis meses de noviazgo. Ella todavía estudiaba.

La relación con la chilena comenzó en 1993, casi cuatro años después de firmar su primer divorcio. Y el flechazo fue contundente: tras sólo seis meses de noviazgo, la pareja pasó por el altar de la iglesia Los Misioneros de Pedro de Valdivia Norte de Chile. El festejo tuvo lugar en el exclusivo Club de polo de Vitacura

Ese mismo año e inspirado por su relación con Cecilia, Cerati se embarcó en un ambicioso proyecto: su primer disco solista. “Cuando terminó el tour de Dynamo, Gustavo tomó la decisión de irse a Chile. Me llamó y me dijo: ‘No da para más, tengo que salir un poco de Buenos Aires, del grupo’”, recordó Amenábar.

Gustavo Cerati, Cecilia Amenábar, Benito Cerati
Benito nació el 26 de noviembre de 1993 en Las Condes, Santiago de Chile.

Los meses se convirtieron en años cuando en el día de su cumpleaños, la chilena le anunció que esperaba su primer hijo. “Me quedo todo el año, hasta que nazca el bebé. Acabá tus clases y terminamos el disco con el parto”, fueron las palabras del músico quien, nueve meses después, recibió a su primogénito, Benito.

El excéntrico matrimonio duró mucho más de lo que los fans y amigos del músico anticiparon. En 2001, tras ocho años de relación y el nacimiento de Lisa, la pareja firmó los papeles de divorcio y Gustavo abandonó la casona de Vicente López en la que había construido su estudio Casa Submarina.

Déborah había salido con Charly Alberti, pero eso no impidió que la relación avanzara.

El siguiente capítulo de su vida amorosa llegaría con polémica. Meses después de su separación, el cantante blanqueó su noviazgo con la modelo Déborah de Corral, ex de su compañero de banda Charly Alberti. Una vez más, el amor potenció el costado más individualista de Cerati y, junto a la modelo, trabajó en su tercer disco solista, Siempre es hoy. Estuvieron juntos hasta julio de 2005.

Luego de 36 meses de soltería, Gustavo volvió al ruedo. Y, esta vez, elogió a la actriz Leonora Balcarce, 16 años menor que él. El romance fue intenso: duró sólo un año y fue la rubia la que le puso un punto final. “Lo hice por la exposición. Es una decisión que tomé y no quiero ser la que salga hablando siempre de él”, justificó en su momento.

“Lo hice por la exposición. Es una decisión que tomé y no quiero ser la que salga hablando siempre de él

Salió sólo un año con Leonora, pero dicen que al ruptura lo marcó a fuego. Ella lo dejó por la “exposición”.

Quienes conocieron al ex Soda aseguran que la ruptura lo desencajó. Acostumbrado a ser él quien marcaba el ritmo de los vínculos, el batacazo de Balcarce lo hundió en una profunda depresión. En su momento se habló de excesos, recaídas y fiestas. Y los rumores se confirmaron cuando se empezó en el verano de 2009 a mostrar con la modelo Chloe Bello, muy resistida por su círculo íntimo, quienes la catalogaron de inmediato de “mala influencia”.

La gira Fuerza Natural, última en la vida del rockero, fue el escenario en el que la pareja vivió su breve relación, que culminó semanas después de que Cerati fuera internado inconsciente en el Instituto Fleni de Belgrano luego de sufrir en mayo de 2010 el ACV.