Menu Big Bang! News
Por todo el cuerpo El túnel del tiempo

Sangre, semen, luz y colon: 4 terapias para rejuvenecer la piel

Las técnicas se actualizan combinando métodos más o menos naturales con la medicina estética, pero algunas propuestas resultan un poco difíciles de digerir.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La marcha atrás en el paso de los años es sólo posible en ficciones. Algunas de ellas son algo patéticas y otras más divertidas, como La muerte le sienta bien, en la que se parodió este deseo de la juventud eterna a través del consumo de una fórmula inédita. Las geniales Meryl Streep y Goldie Hawn se matan entre ellas, perdidas en un delirio errático porque está claro que nadie se banca la eternidad. Acá te presentamos algunos tratamientos que no por excéntricos deben ser considerados menos efectivos. Tomá nota.

 

Terapia Conde Drácula

Suero Autoestimulante o S3 Therapy (Self Serum Skin Therapy), es un procedimiento a través del cual se reinyecta la sangre de la paciente, pero “mejorada”. Se extrae sangre del brazo y se coloca en una centrifugadora para separar los glóbulos rojos del plasma, y luego a éste se le agregan proteínas y vitaminas. En la cara, se aplica en mini inyecciones en frente, nariz, pómulos, y alrededor de los ojos. Repara los tejidos y rejuvenece la piel seca o marchita, sin necesidad de rellenos sintéticos. Fue ideada por el doctor Daniel Sister, y andá a saber cómo se le ocurrió, si mientras le mordía la yugular a la mujer o qué. Suena freak, pero el procedimiento es usado hace varios años en el mundo de la odontología para el tratamiento de encías.

Terapia con semen o Baby Face Milk

En la antigua China, un grupo de mujeres consideraba que la belleza femenina era el origen de todo placer, y que el semen era el elemento perfecto para embellecerlas aún más. Recolectaban la eyaculación de algunos elegidos que no habían tenido sexo en el último mes, lo mezclaban con vitaminas, y se lo aplicaban en el rostro. Dicen que el efecto rejuvenecedor era inmediato. Stella Ralfini, escritora británica experta en sexo, dice: “el esperma de tu amante es la terapia más actualizada y disponible contra las arrugas. Sabemos que es fresco, ya que su energía produce la vida misma. Está lleno de proteínas y minerales que son conocidos por reducir el proceso de envejecimiento, y la mejor parte es que este secreto de belleza es gratis”. Sugiere tomar un poco de líquido seminal, y aplicarlo en cara y cuello. Dejar actuar durante 15 minutos, lavar con agua tibia y usar la crema habitual de día o noche. La piel se pone tersa y suave. También quedás sonriendo, y eso aporta a la juventud.

 

Terapia magnética

La energía propia del cuerpo, expresada a través de campos magnéticos, es lo que se altera durante el proceso de envejecimiento. Es como un derrumbe orgánico durante el que las células comienzan a deteriorarse. Por eso la aplicación de energía, ya sea a través de ondas, de luz, o enfocando en puntos específicos del cuerpo, aumenta la energía celular, estimulando la regeneración y permitiendo que el rostro recupere frescura.

Hidroterapia de colon

El doctor Rafael Velasco Terán, autor de Cómo vivir cien años, sostiene que es necesario rejuvenecer desde todos los ángulos, no sólo el en el rostro. Este procedimiento ya no es a través de aplicaciones sino de enemas, una irrigación de agua purificada que limpia las paredes intestinales de sustancias impuras y mantiene la flora bacteriana saludable. La belleza del adentro para afuera. Es importante considerar los antecedentes médicos dado que el procedimiento puede ser riesgoso si hay antecedentes de problemas intestinales.