Menu Big Bang! News
Mundo comitiva divina

"Air Force One" papal: cómo es la intimidad en el avión de Francisco

Francisco viaja acompañado por su comitiva, médico personal, guardaespaldas y más de 70 periodistas de todo el mundo. Cuál es el menú que se sirve en la cabina y cómo es el trato con los cronistas.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

En el avión de Alitalia que traslada al Papa Francisco en su gira latinoamericana viaja su comitiva, una troupe de periodistas de todo el mundo y un empleado del Vaticano, que cambia en cada gira y que no tiene que trabajar: el viaje es una especie de premio.

El Papa viaja en primera clase. Después hay una segunda parte que es donde está la comitiva.

Y aunque el Papa viaja en el sector VIP, mantiene contactos con los trabajadores de prensa.

Casi siempre en el vuelo de ida el Papa sale a saludar. Y de hecho fue lo que hizo en esta ocasión. Primero tomó un micrófono que está conectado al sonido del avión y agradeció a todos los periodistas por el trabajo que íbamos a hacer”, explicó el periodista Andrés Beltramo, corresponsal de radio La Red en el Vaticano.

El periodista, autor del libro “La reforma en marcha”, explicó que luego del saludo general, Francisco se tomó unos minutos para hablar con cada uno de los periodistas. “Después fue conversando con cada uno, interesándose de cada uno, las cosas de cada uno. Uno o dos minutos con cada uno. A cada quien le hace un comentario, un chiste”, agregó.

Explicó que el Papa no hace distinciones según la nacionalidad de los cronistas: no trata en forma especial a los argentinos. Pero cuando se cruzó con los compatriotas se refirió a la derrota de la selección argentina en la final de la Copa América. “Encima perdimos por penales”, fue el comentario.

Beltramo explicó que “el Papa está en primera clase. Después hay una segunda parte que es donde está la comitiva del Papa, su médico personal, el vocero y los guardaespaldas, que son cuatro o cinco”.

El corresponsal contó algo que no es muy conocido: “Va también un empleado del Vaticano que no necesariamente vaya a hacer algo. Es algo que decidió el Papa Francisco, llevar a algún empleado del Vaticano. Un barrendero, el que abre la puerta, cualquiera”. El viaje es una especie de premio para el trabajador elegido.

El Papa conversa con periodistas en uno de sus viajes.

Beltramo dio además algunos detalles sobre qué se come, cuál es el menú en el avión papal. “De Italia a Quito comimos pasta. Porque era Alitalia la que nos trasladó. Normalmente, nos dan un menú ejecutivo a todos. Somos 75 periodistas que estamos en la parte de atrás, en la parte de turistas, de 30 países distintos”, destacó el corresponsal de La Red.

La gira latinoamericana del Papa se inició en Ecuador, siguió en Bolivia y finaliza en Paraguay. “De Quito a La Paz viajamos con Boliviana de Aviación que está autorizada a volar a la altura de La Paz, Alitalia no está autorizada. Y ahí el menú fue trucha del lago Titicaca”, indicó Beltramo.

El Papa también viajó acompañado por periodistas en Airbus de Alitalia cuando realizó su primer viaje internacional a Brasil en 2013, al Congreso Mundial de la Juventud. La periodista Elisabetta Piqué contó que también saludo a todos los periodistas que formaban parte de la gira y que a más de uno le quedaron las piernas temblando.

“Yo no doy entrevistas, porque, no sé, no puedo, para mí es un poco difícil, pero agradezco esta compañía

"Me dijeron cosas un poco raras, que (los periodistas) no son santos de mi devoción, que yo estoy aquí entre leones, pero no tan feroces. Gracias. En serio, yo no doy entrevistas, porque, no sé, no puedo, para mí es un poco difícil, pero agradezco esta compañía", dijo entonces el Papa Francisco.