Menu Big Bang! News
Mundo Tormentas intensas

Así quedó la ciudad uruguaya luego del tornado que dejó 4 muertos y 200 heridos

El gobierno uruguayo decretó el "estado de emergencia" producto del violento tornado que arrasó con la ciudad de Dolores, ubicada a unos 260 kilómetros de Montevideo. Las ráfagas de viento alcanzaron una velocidad de hasta 250 kilómetros y provocaron la muerte de varias personas de la zona. Dolores está a 120 kilómetros de Buenos Aires en línea recta.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El paso de un tornado el viernes pasado por la ciudad de Dolores, en el departamento de Soriano, al suroeste de Uruguay, provocó al menos cuatro muertes y más de 200 personas heridas, por lo que el gobierno uruguayo declaró una "situación de emergencia" ante el violento temporal. Pero es recién ahora cuando se comienzan a ver los estragos que la tragedia climática dejó en la población.

"La situación es gravísima con decenas de heridos, algunas personas desaparecidas, casas derrumbadas, vehículos destrozados y árboles arrancados de raíz", informó el Canal 10 de la televisión privada de Montevideo.

La grave situación que vive la ciudad -que se encuentra sin energía eléctrica, con dificultades en las comunicaciones telefónicas y con los servicios de emergencia sanitaria saturados- provocó que Tabaré Vázquez, presidente del país vecino, suspendiera un foro abierto a la ciudadanía con todo su gabinete ministerial programado para el próximo lunes en el departamento de Lavalleja.

El director del Sistema Nacional de Emergencias de Uruguay, Fernando Traversa, informó que 11 de los 19 departamentos del país están en alerta naranja por fuertes lluvias y tormentas. A esto se le suma la participación en Dolores de varios destacamentos de bomberos de las ciudades aledañas.

El tornado provocó serios incidentes en varias zonas del país. 

Además, otros equipos enviados de urgencia desde Montevideo trabajan en el lugar y no se descarta que haya más víctimas del trágico temporal. El tornado provocó inmensos destrozos en Dolores, que tiene cerca de 20.000 habitantes y está ubicada a unos 260 kilómetros de Montevideo.

Por otra parte, en medio de la tempestad, varios comercios y casas en Dolores sufrieron todo tipo de saqueos y robos, por lo que fueron trasladados 180 efectivos del ejército para colaborar, según informaron autoridades militares de Uruguay.

Al menos cuatro muertos y 200 heridos provocó el fuerte temporal. 

Las ráfagas de viento alcanzaron una velocidad de hasta 250 kilómetros por hora y los expertos aseguran que un tornado de esas características destructivas es poco usual en Uruguay.

Asimismo, desde hace varios días Uruguay vive una difícil situación climática, con fuertes lluvias y vientos mucho más intensos a los acostumbrados para esta época.

Algunas personas aprovecharon la tragedia para robar y saquear algunos comercios de la zona,

"El Gobierno está en un estado de emergencia. Se dispuso de todos los recursos necesarios para que las personas puedan ser atendidas en centros sanitarios y todos los organismos nacionales y departamentales están desplegados en Soriano", manifestó el prosecretario de la Presidencia, Juan Andrés Roballo.

El gobierno uruguayo declaró una "situación de emergencia" ante el violento temporal.

Según el dirigente uruguayo, estos fenómenos climáticos “son difíciles de prever” y reconoció que Uruguay “carece de los instrumentos necesarios y adecuados para hacerlo”.