Menu Big Bang! News
Mundo La caída

El ADN del Chapo: mujeres, joyas y armas de oro

Una vida al límite: sexo, balas y dinero. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Cuatro esposas y varias amantes son los hitos de la vida amorosa del Chapo Guzmán un hombre que, según reseña SoyCarmin.com, busca constantemente la compañía femenina. ¿De qué está hecho el narco más famoso después de Pablo Escobar Gaviria? Su ADN parece formado por mujeres, lujos y armas de oro.

Una metralleta de oro, otro de sus fetiches.
Alejandrina, la primera esposa del Chapo y madre de su hijo Jesús.
Guzmán y su segunda esposa, Estela. 

Alejandrina Salazar Hernández fue su primera esposa, junto a la cual se convirtió en padre por primera vez. Su segundo matrimonio fue marcado por la violencia: obsesionado con Estela Peña, una empleada bancaria que rechazaba sus avances, Guzmán terminó raptándola y, coaccionada, la mujer accedió a casarse con él. 

Zulema Hernández, la amante que el Chapo conoció en la cárcel.

Tiempo después, y mientras purgaba una condena en la prisión de Puente Grande, el Chapo conoció a una de sus amantes, Zulema Hernández. La mujer se encontraba recluida en el anexo femenino de la cárcel y tuvo un final trágico: fue asesinada en una supuesta venganza contra el narcotraficante.

La tercera esposa del Chapo, Griselda López Pérez, es buscada en Estados Unidos.

Su tercera experiencia matrimonial vino de la mano de Griselda López Pérez, detenida en el 2010 por autoridades mexicanas, liberada luego y actualmente enlistada por la justicia de Estados Unidos en la nómina de los narcos más buscados.

La joven Emma Coronel Aispuro es la actual mujer de Guzmán. 

Y la última esposa que se le conoce a Guzmán es la ex reina de belleza Emma Coronel Aispuro, de apenas 25 años. La joven, hija de un narcotraficante, fue madre junto al Chapo de dos hijas: las gemelas María Joaquina y Emely.

La colección dorada del narco.

Además, se rumoreó que el capo narco habría tenido un romance con la diputada Lucero Sánchez, quien según se rumoreó, habría falsificado una serie de documentos para lograr visitar a Guzmán en el penal de máxima seguridad El Altiplano. 

La ostentosa vida de los herederos

Mientras tanto, los hijos de Guzmán, Iván y Alfredo, gustan de ostentar su poder económico en las redes sociales, mostrando su colección de autos (adoran a las Ferrari), los tigres que poseen como mascotas y las armas de oro que llevan como protección. Este tipo de pistolas son un sello típico de la estética narco.

Los hijos de Guzmán no dudan en mostrar su riqueza y sus armas. También tienen leones y tigres.
Dos tigres cachorros adentro de uno de sus autos.
”Vamos a gastar el dinero con los plebes”, dijo Iván Guzmán al publicar la imagen en su Facebook

Los hermanos Guzmán se hicieron cargo del cártel de Sinaloa luego de que su padre fuera apresado en febrero de 2014. El cártel había quedado dividido entre tres organizaciones que se disputaban el poder en Sinaloa: “Los Antrax”, “Los Chapitos” (dirigida por los hijos del Chapo) y “Los Mayos”, encabezados por Ismael Zambada. En su cuenta de Facebook, Iván supo dedicarle una foto amenazante a Zambada:

Un muñeco con la figura de su padre y una ametralladora apuntando a la figura de Zambada.
También en Facebook, Iván Guzmán publicó la imagen y dijo: “Nos vamos de cacería”

Alfredo, por su parte, es el más activo de los hermanos en Twitter. Allí, además de publicar mensajes en referencia a su imperio narco, se dedica a tuitear frases hechas sobre amor, sexo y demás cuestiones de su aparente vida personal. 

 

El Chapo volverá a la cárcel, lejos de los lujos y de la libertad. ¿Esta vez será por mucho tiempo?